Guabirá sigue a los tropezones en el torneo Clausura. Este sábado mostró otra pobre producción. Empató en casa ante Destroyers por 1-1, resultado que lo mantiene en la cola.

Destroyers batalló para llevarse la victoria, pero debió conformarse con un punto, que no lo saca del penúltimo lugar, ya que de nueve partidos solo suma un triunfo. Dos hechos marcaron el desarrollo del primer tiempo. La primera tiene que ver con la lamentable lesión del delantero azucarero Mauricio Chajtur, cuando apenas se jugaban diez minutos y la expulsión del defensor Erwin Melgar, de Destroyers, a los 27’.

Fueron episodios nada gratos, pero se dieron en un primer tiempo, que se jugó con mucha intensidad y con poca prolijidad. Lo más claro ofensivamente la generó Guabirá a los 38’ y 45’. La primera fue por intermedio del zurdo mediocampista Luis Hurtado, quien sacó un potente remate, que muy bien pudo contener el portero Elder Araúz. En el minuto final, Marcelo Aguirre también probó y nuevamente el guardameta aurinegro demostró solvencia.

En la segunda etapa, se esperaba que el local presione, tomando en cuenta que la visita jugaba con uno menos. Nada de esto pasó y en contrapartida, Destroyers logró abrir el marcador a los 56 minutos mediante el defensor brasileño Junior Menezes, que aprovechó un centro por la derecha para cabecear solo. Dos minutos después vino la expulsión, por doble amarilla, de Diego Hoyos, lo que complicó más el panorama del equipo rojo, que a los 78’ pudo aliviarse con el gol del paraguayo Nelson Amarilla. Goles de defensores marcaron la jornada en Montero, lo que demuestra que en estos equipos hay por ahora incapacidad ofensiva.