Escucha esta nota aquí

Bronca y consternación en el boxeo por el deceso del argentino Hugo Santillán que se desmayó al final de la pelea con el pugilista uruguayo Eduardo Abreu, el pasado sábado, y fue auxiliado tarde en el Hospital San Nicolás de Argentina donde permanecía en coma. El santafesino disputó el título latino plata del peso ligero, correspondiente al Consejo Mundial.

 

El fallecimiento golpea a la disciplina deportiva que el martes recibió la noticia del deceso del ruso Maxim Dadashev tras su encuentro con  el portorriqueño Subriel.

Santillán, de 23 años, no debió acudir al ring puesto que en Alemania se le había prohibido hacerlo por su hasta el 31 de julio, tras perder por puntos en junio último ante el armenio Artem Harutyunyan.

La oferta de pelear por el cinturón motivó a Santillán a acudir al combate que lo terminó; sin embargo, en la lectura del fallo, el boxeador argentino se desvaneció mientras sus colaboradores lo mantenían en pie. No terminó de escuchar todo el dictamen y recibió oxígeno en pleno ring.

Fue auxiliado tarde y operado por un coágulo cerebral. El reporte destaca que sufrió dos paros cardiorespiratorios antes del deceso.

Santillán, apodado 'dinamita', fue campeón sudamericano y latino en la categoría superpluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Tuvo un récord de 19 victorias (8 por nocaut), siete derrotas y un empate.