El fiscal Gerardo Gutiérrez señaló que su colega, José Parra, imputado por incumplimiento de deberes, aseguró que no se había comunicado ni personal ni telefónicamente con ningún policía, a excepción del uniformado asignado al caso; sin embargo, a través del flujo de llamadas se constató que el 3 de octubre del año pasado, se había contactado con el excoronel Gonzalo Medina.

Fue ese mismo día que la comisión de fiscales, colegas de Parra, habían firmado la ampliación de la investigación contra tres policías por la muerte de Ana Lorena Torrez, acción que se había puesto en conocimiento del control jurisdiccional.

Gutiérrez agregó que dos fiscales que dieron su testimonio sobre la actuación de Parra, indicaron que éste les había advertido con no “meterse con la Policía, porque es una familia y no habrá quién los defienda de ellos”.

Además, se observó que Parra no había firmado la ampliación de la investigación contra los tres uniformados.

Uno de los integrantes de la comisión de fiscales que firmó la ampliación, señaló que se enteraron que ese mismo día se reunieron los tres policías que fueron incluidos en la investigación y planeaban represalias contra los funcionarios del Ministerio Público.

Ante esa situación los fiscales solicitaron garantías a la Unidad de Protección a Víctimas y Testigos de la Fiscalía, siendo concedida su petición.

Hasta las 19:00 la audiencia ante el juez Martín Camacho continuaba y se esperaba la intervención de la madre de Ana Lorena y que Parra haga uso de la palabra para defenderse.

También te puede interesar: