San José se encuentra a la espera de una carta de FIFA para que levante la restricción y pueda habilitar a jugadores como Carlos Lampe, Rodrigo Vargas, Pablo Vaca y el brasileño Marcos Morgon, según el presidente del club orureño Wilson Martínez.

“En el tema de Alzugaray (Lizandro) ha sido cubierto y sólo estamos esperando la carta de la FIFA para poder contar con los 4 refuerzos”, mencionó el titular santo. La deuda surge porque Fabol no abonó al argentino que militó en San José durante el primer semestre de 2017.

Los orureños esperan tener a sus refuerzos hasta antes del partido contra Destroyers, el domingo 15 en el estadio Jesús Bermúdez (15:00). El más ansioso por volver a la actividad es Lampe que quiere recuperar minutos de fútbol para ser nuevamente llamado a la selección boliviana.

Paro

El plantel orureño debió reiniciar su trabajo este jueves pero el plantel decidió ingresar en paro en solidaridad con tres de sus compañeros que les falta cobrar, explicó el capitán Didi Torrico.

El volante cochabambino transmitió que de no subsanarse la deuda, el plantel pone en duda su participación en el partido amistoso contra la selección boliviana sub-23, el domingo en el estadio Jesús Bermúdez (15:00). “No pasa por nosotros, sino por el presidente (Wilson Martínez)”, dijo.