Escucha esta nota aquí

Una selfie en la que aparecen dos gorilas posando juntos a sus cuidadores se hizo viral en las redes sociales, pese a que al inicio generó dudas por la insólita forma en la que aparecen los animales. La administración del Parque Nacional Virunga en la República Democrática del Congo confirmó la veracidad de la fotografía.

 

“Queremos enfatizar que estos gorilas están en un santuario cerrado para huérfanos en los que han vivido desde la infancia. Los cuidadores del centro Senkwekwe tienen mucho cuidado de no poner en peligro la salud de los gorilas. Estas son circunstancias excepcionales en las que se tomó la foto. Nunca está permitido acercarse a un gorila en la naturaleza”, explica el comunicado del parque en su cuenta en Instagram.

 

Según la institución, los amínales tienen mucha picardía, la misma que quedó registrada en la fotografía. Además, explicaron que es normal que estén en erguidos, porque por breves periodos de tiempo tienden a caminar.