Existen pedidos para que más feriados sean unidos a fines de semana y así existan más días de descanso. Unas 300.000 personas aprovecharon los dos feriados, el sábado y domingo para visitar destinos turísticos de departamentos del eje troncal y Uyuni.

Los datos preliminares, compartidos por la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, indican que el movimiento económico generado en estas jornadas llega a los 250 millones de bolivianos.

La autoridad explicó que los cálculos corresponden a los pasajes que fueron vendidos en las terminales aéreas y terrestres, pero además la actividad que registró el sector hotelero en La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y el Salar en Potosí.

Alanoca explicó que solo para la ceremonia por el Año Nuevo Andino Amazónico en Uyuni, existieron unos 7.000 visitantes y destacó también el traslado de personas al complejo religioso preincaico de Tiwanaku.

La autoridad recalcó que algunos sectores gastronómicos y hoteleros plantean que se puedan juntar algunos feriados para propiciar más fines de semana largos y también destacó la existencia actual de varias ofertas para conocer el país.