Escucha esta nota aquí

El coordinador de Biodiversidad de la Gobernación, Raúl Rojas, informó que en el marco de un operativo conjunto con la Policía Medioambiental Forestal se logró detener a dos personas que pretendían comercializar unas 15 aves silvestres. Las mismas fueron recuperadas en inmediaciones del Cambódromo y quinto anillo y puestas a buen recaudo, en manos de veterinarias especialistas.

Las personas que fueron encontradas en esta actividad ilícita fueron puestas en manos de la Policía que inició un proceso en el que la Gobernación se ha vuelto en parte querellante. “Falta fecha y hora de la audiencia cautelar, las personas encontradas tratando de comercializar las aves están acusadas bajo el delito de daños y deterioro contra bienes del Estado, cuya penalidad puede ir hasta seis años de cárcel”, afirmó Rojas.

Entre los animales rescatados había tucanes, patos silvestres y varias especies de loros. Las condiciones en que fueron encontrados eran muy lamentables, estaban envueltos en bolsas de yute, con los picos amarrados, lo que les imposibilitaba su hidratación o consumir algún tipo de alimento. “La mayoría estaba al borde de la inanición y han sido sometidos a un proceso de rehabilitación para poderlos estabilizar. Su vida ya no corre peligro”, complementó el experto en biodiversidad, a tiempo de revelar que los tucanes iban a ser vendidos en Bs 600, los patos en Bs 400 y los loros entre Bs 100 a Bs 200.

Al parecer, las aves fueron capturadas en Portachuelo y traídas a la ciudad para su venta.

Tags