La candidata a la Presidencia por la agrupación Acción Nacional Boliviano (PAN-BOL), Ruth Nina, ratificó este viernes su propuesta de convertir el museo de Orinoca (Oruro) en una cárcel destinada exclusivamente para ‘delincuentes de cuello blanco' que incurran en los delitos de corrupción.

Además, afirmó que, en caso de ganar las elecciones de octubre de 2019, una de sus primeras acciones será exigir a funcionarios públicos sentenciados por corrupción a ‘devolver los salarios que percibieron del Estado’.

Nina, que estuvo esta mañana en el programa Usted Elige Radio, calificó al museo como ‘una obra fantasma’ y cuestionó los recursos económicos que destinan para su mantenimiento, que según la candidata significan más de Bs 90.000 cada mes.

“La vamos a convertir (en una cárcel) ya que los corruptos se han acostumbrado a vivir en lujos, ese museo es de lujo ahí hay que hacer una cárcel de lujo para que vayan a purgar ahí las autoridades de cuello blanco que han cometido delitos”, dijo Nina.

Te puede interesar: 

El PDC no se pronuncia y Piérola busca habilitarse