La Gobernación de La Paz, argumentando temas jurídicos, se negó el lunes a colaborar con el 10% de la recaudación del clásico Bolívar-The Strongest que se jugó el sábado, cuyo monto total debía ser destinado a la Chiquitania, que está afectada por incendios forestales desde principios de agosto.

"Gracias X Nada. Sorprendido por la falta de ayuda para una causa tan importante en nuestro país. Ni Modo. Seguimos adelante y les pagaremos su parte", escribió el presidente de Baisa, Marcelo Claure, en su cuenta en Twitter. 

Claure decidió que toda la recaudación del clásico que le pertenecía al club Bolívar vaya como ayuda a la región chiquitana; sin embargo, la Gobernación de La Paz mediante una misiva negó suspender el 10% por concepto del pago de impuestos.

 "Lamentablemente y por una razón legal le comunicamos que, nos vemos imposibilitados de donar el 10% de la liquidación del borderó (recaudación), esperando su comprensión me despido de usted con las consideraciones más distinguidas", señala la parte central de la carta enviada como respuesta al club Bolívar. 

La recaudación del partido fue de 1.442.080 bolivianos, 10% de esa recaudación será retenida por la gobernación con el justificativo de que la ley establece que la retención de la recaudación de los partidos de fútbol, deben ir al mantenimiento del escenario deportivo.