Los artilleros de los refineros José Alfredo Castillo y Nicolás Franco no estuvieron finos este domingo y su equipo la terminó pagando, ya que cayó ante The Strongest (1-2). Castillo y Franco eran la esperanza de gol para el equipo de Marín Camacho, pero decepcionaron.

El ‘Pícaro tuvo una mala noche. Estuvo impreciso fallando dos jugadas claras, donde ambas de cabeza la mandó afuera. Una que tuvo debajo del arco no llegó. Incluso se lo observó fuera de forma.

"Al Negro (Castillo) le está costando, ojalá que se pueda volver a la senda del gol porque el equipo lo necesita", dijo al final del partido el técnico Camacho. No sabe de marcar en lo que va del Clausura.

Por su lado, el argentino Franco llegaba al duelo ante los atigrados como la carta de gol en la ofensiva por ser el goleador del equipo con cuatro tantos. Anoche, jugó más retrasado y las pocas ocasiones que tuvo la mandó afuera o se topó con el arquero Vaca bien parado.