Escucha esta nota aquí

Un joven boliviano de 20 años murió en Argentina a causa de un golpe en la cabeza. El hecho se registró en la terminal de Salvador Mazza, de la provincia de Salta, cuando se negó a pagar 50 pesos a uno de los muchachos que ayudan a bajar equipajes. 

"Alexander Mamaní fue víctima de la inseguridad y la barbarie (...) Al descender del ómnibus, el muchacho recibió un fuerte golpe por la espalda que le propinó uno de los changarines", describe en su portal "El Tribuno".

Conoce más: Bolivianos son detenidos con cocaína en Argentina

Se indica que lograron detener a uno de los supuestos homicidas. Se trata de Felix Gareca de 35 años. El otro logró darse a la fuga y existe pedido de captura. Según fuentes policiales, tiene 34 años y está identificado. Ambos son de esa localidad. El hecho quedó caratulado como "homicidio".

Cerca de las 17.00 llegó a la terminal un micro proveniente de Buenos Aires, desde donde descendieron los hermanos Mamaní. Un grupo de jóvenes ayudó con las valijas y el equipaje de los ocasionales visitantes. Luego, uno de estos chicos le pidió 50 pesos por lo realizado.

Lee también: Boliviano involucrado en un "intento" de secuestro

Alexander consideró que era "una barbaridad" lo solicitado. Les ofreció 10 pesos y, en cuestión de segundos, recibió un golpe por la espalda.
Cayó desvanecido
y fue trasladado en ambulancia al hospital local, donde llegó prácticamente sin vida.