El mediocampista del Manchester United y de la selección de Francia Paul Pogba, concedió una entrevista a LifeTimes, el podcast del periódico The Times, del Reino Unido, en la que habló de varios temas, pero no quiso entrar en detalles sobre su futuro futbolístico. Hay versiones en sentido que podría dejar el Manchester United, para fichar por otro club grande de Europa.

 

Pogba junto a la cruceña María Zulay Salaues. Foto. Internet

Es pareja de la boliviana María Zulay Salaues con quien tiene un bebé, que, según los medios ingleses, nació en enero de este año y es varón. A la cruceña se la ha visto en fotografías junto a la mamá de Pogba, en las graderías, alentándolo en los diferentes partidos del Manchester United y de la selección de Francia.

El ‘Pulpo’ como le dicen, se refirió a sus orígenes, del impacto que le produjeron los comentarios negativos tras su fichaje por el Manchester United y se defendió de los que critican su estilo.

En 2016 se convirtió en el jugador más caro de la historia al pasar de la Juventus al United en una operación que costó 120 millones de euros y que, según los medios europeos, fue una carga emocional para el jugador, que en principio no la sabía manejar. Luego, en 2017, el PSG sacó a Neymar del Barcelona por 222 millones de euros y el mismo club francés obtuvo la ficha del Kylian Mbappé por 180 millones.

Para muchas personas la religión es un pilar importante en sus vidas y uno de ellos es Pogba, que hace unos años se convirtió al Islam y al finalizar cada temporada, durante su periodo de vacaciones, suele aprovechar para ir a la peregrinación a La Meca junto a los amigos que practican la misma creencia.

¿Por qué te has convertido al Islam?

Porque tengo muchos amigos musulmanes. Siempre hablamos. Me estaba cuestionando muchas cosas y empecé a investigar por mi propia cuenta. Recé una vez con mis amigos y sentí algo distinto. Me encontré muy bien. Me hace mejor persona. Desde ese día he seguido. Hay que rezar cinco veces al día, es uno de los pilares del islam. Es algo que hay que hacer. Es una religión que ha abierto mi mente y, tal vez, me hace mejor persona. Piensas más en el más allá. Ha sido un buen cambio, porque yo no nací musulmán, aunque mi madre lo era. No obstante, yo crecí de esta manera, con respeto para todos.

¿Qué significa para Paul Pogba el Islam?

Lo es todo. Es lo que me hace estar agradecido por todo. El Islam no es la imagen que todo el mundo ve. Lo que oímos en los medios es otra cosa. El Islam es algo muy bonito. Llegas a entenderlo. Cualquier persona puede encontrar que tiene una conexión con el Islam. El Islam es eso, respetar la humanidad y todo.

¿Los jugadores deben abandonar el campo cuando hay cánticos racistas?

¿Abandonar el campo? No, uno siempre quiere jugar, quieres marcar goles para tu equipo. Al final, ellos (los agresores) vendrán a pedirte una foto.

¿Qué haces en esos casos?

No reaccionar. Yo sonrío.

Cuéntanos una anécdota…

Estuvimos jugando contra la Fiorentina y alguien dijo algo… que sonaba como un mono. Y le dije: ‘¿Por qué?’. Y después le regalé mi camiseta y se puso muy contento. Y al final del partido me estaba aplaudiendo. Así que mi reacción es rezar por ellos y hacerles entender que nos gusta el deporte y jugar al fútbol.

¿Te molesta este tema?

El racismo no me pone rabioso, pero me pone triste. Porque yo estoy feliz conmigo mismo. Tengo un amigo chino, un agente italiano, un abogado brasileño, una mujer boliviana, y yo soy francés, de Guinea… Mi vida es con muchas culturas diferentes. Estoy feliz conmigo mismo. Me encanta jugar al fútbol y me encanta dar sonrisas a la gente haciendo lo que más me gusta.

Con 16 años, dejaste el Le Havre para ir al Manchester United. ¿Cuál fue tu primera impresión del extécnico Sir Alex Ferguson?

Fue increíble. Me dio una muy buena impresión desde el principio. La primera vez que me habló en realidad no entendí mucho por su acento. No hablaba muy bien inglés. Era muy tímido. Y el jefe nos habló como si fuéramos sus hijos. Cuando estaba en la academia solía venir y ver partidos. Estaba muy interesado en los jugadores jóvenes. Nos hacía entrenarnos con el primer equipo y cosas así, así que tenía una muy buena impresión de él.

¿Y tú primera impresión del Manchester United?

¡Todo fue muy grande, impresionante! En Francia el primer equipo está en otro sitio así que no compartes nada con ellos. El día que llegué al Manchester United me senté y vi al jefe, Ferguson, llegando, y los jugadores sentados al lado nuestro. Fue una experiencia genial y sobretodo quieres jugar con ellos.

¿Había equipos interesados en ficharte antes que el United?

Lo que oí es que el Arsenal y el Lyon estaban interesados. Estaba pensando en fichar por el Lyon, porque sabía que ellos también tenían una academia muy buena. Yo era joven y viviendo en Francia tenía unas dudas pequeñas. Pero pienso que Manchester fue la decisión correcta.

Te marchaste a la ‘Juve’ y volviste al United. ¿Por qué?

Había dejado algo en el United que quería hacer. Una asignatura pendiente. Salí habiendo jugado siete partidos en la Premier y no había marcado. Quería jugar otra vez, como un jugador titular.

¿Y el precio? Fueron 120 millones (de euros)...

Como fue un fichaje récord te juzgan de manera diferente. Llegué con el fichaje y todo lo que viene con ello. Me convertí en otro jugador por ello. Un buen partido se convierte en un partido normal, un partido top se convierte en un partido bueno.

¿Y el precio te cambió en lo personal?

No, porque ocurre en el Football Manager (el videojuego), así que no me sorprendió.

¿Y tú fichaje más caro en el Football Manager?

Yo al Manchester United (risas). Claro, es una cantidad grande. Yo pienso que el impacto es porque soy mediocampista. Los delanteros marcan goles, pero como mediocampista es distinto.

Después pagaron más por Neymar y Mbappé...

Qué tendrían que responder ellos a las preguntas… Yo no creo que tienen que responder a las preguntas; se les juzgan de manera distinta.

Hay críticas a tu estilo de juego…

Me juzgan de manera distinta. Yo siempre juego de esta manera y, gracias a Dios, he ganado el Mundial jugando así. Mi lenguaje corporal, mis cortes de pelo, todas estas cosas no son hablar por hablar. Desde que fui niño he jugado así. No existe ningún problema cuando ganamos. Solo si perdemos o tenemos una mala actuación es un problema. Yo soy el mismo Paul que fui de niño. Crezco, soy más alto, pero soy la misma persona persiguiendo su sueño. Algunos me aman así, otros me odian.

¿Cuál es el rival más duro al que te ha tocado enfrentarte?

N’Golo Kanté, pero es bueno tenerlo como compañero en la selección de Francia.

¿Y el pelo de Batman?

¿El pelo de Batman? Lo vi como niño. Lo que no quiero es hacerme tatuajes, por razones religiosas, aunque incluso antes no quería porque no se ven en el pelo negro. Me gustan, pero no me veo con un tatuaje.