Son cinco zonas críticas las que el Gobierno identificó producto del incendio en el departamento de Santa Cruz. El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, señaló las áreas que por ahora no pueden ser controladas: las comunidades de Campamento y Tierra Hermosa en San Ignacio de Velasco, el suroeste de San Matías, el norte de Concepción, la comunidad de Quitunuquiña en Roboré y Charagua. Además, el Ejecutivo admitió que razones administrativas evitan que esta catástrofe sea declarada como desastre nacional.

Zavaleta, en declaraciones a medios estatales, aseguró que los cinco puntos críticos están alejados de áreas urbanas. Identificó al incendio del norte de Concepción como el más grande, el de Quitunuquiña como el más persistente y sobre Charagua dijo que fue apagado en dos ocasiones, pero volvió a resurgir.

“Gracias a Dios ninguno de los incendios está cerca de una comunidad grande o una ciudad dela Chiquitania, más bien todos los incendios cercanos a comunidades y ciudades ya prácticamente han sido extinguidos. Se nos hace cada vez más difícil llegar a estos incendios alejados”, detalló.

La autoridad calificó a los siniestros en las comunidades Campamento y Tierra Hermosa, en el municipio de San Ignacio de Velasco, como “incendio de proporciones” e informó que en estas áreas operó el avión Supertanker y los dos helicópteros que envió el Gobierno de Perú.

Sobre el incendio en el suroeste de San Matías, Zavaleta afirmó que el fuego está “descontrolado” y al del norte de Concepción lo calificó como el “más grande” de todo el desastre. Además, lamentó que el de Quitunuquiña sea “persistente” y se sorprendiócon el incendio de Charagua, que -según la autoridad- fue extinguido en dos ocasiones y dijo que es “extraño lo que sucede en ese lugar”.

Aún así, el ministro de Defensa remarcó que el operativo que montó el Gobierno para sofocar el incendio en la Chiquitania comienza a dar resultados. “Es un operativo de los más grandes que se montó. Este operativo de magnitud está comenzando a dar resultados y eso nos da mucha esperanza de los éxitos que podemos tener en los siguientes días. Le vamos ganando al fuego”, declaró la autoridad.

Mientras el Secretario Departamental de Seguridad Ciudadana, Enrique Bruno precisó que persisten los incendios activos en diez municipios. Además de las zonas mencionadas por Zavaleta, agregó a San Antonio de Lomerío, San Rafael, San Miguel, San José de Chiquitos y Puerto Suárez.

Advirtió que si la gente sigue realizando quemas se puede volver a tener un escenario desfavorable.

Razones burocráticas

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, también en medios estatales, afirmó que el Estado boliviano “no está desbordado” económica y técnicamente para que exista la necesidad de declarar desastre nacional ante los incendios que afectan la Chiquitania. La autoridad aseveró que no es un “capricho”, a pesar de que el presidente Evo Morales admitió hace días que lo que se vive en el oriente es un desastre nacional.

“No es capricho, soberbia el no declarar desastre nacional”, dijo el ministro e insistió en que “no corresponde” llegar a la declaratoria porque el Estado puede responder a la situación crítica que se vive en el oriente del país.

Canelas, además, explicó que en febrero de esta gestión se aprobó un decreto que establece “emergencia nacional” producto de las inundaciones que vivía el país. El ministro acotó que esta norma, que aún está vigente, sirve para viabilizar la llegada de la cooperación internacional.

La oposición cuestionó al Gobierno de no emitir la declaratoria de desastre, a pesar de que el presidente Morales admitió ese extremo. El diputado Tomás Monasterio consideró que en esta situación existe un “descuido” y “soberbia”, debido a que los incendios arrasaron con más de un millón de hectáreas.

“¿Cómo podemos entender que no se emita una declaratoria de desastre nacional? Solamente la soberbia te lleva a ese extremo de negar lo que realmente está pasando en la Chiquitania y la Amazonia. Es difícil entender lo que el Gobierno está haciendo”, reprochó Monasterio.

Sobre la ayuda del exterior, el jefe de Estado informó que todavía están a la espera de que lleguen al país las aeronaves provenientes de Rusia y Estados Unidos. El mandatario recalcó su pedido de unidad ante los pedidos de la declaratoria de desastre nacional.

“Seguimos esperando que rápidamente llegue el avión (ruso), helicópteros y estamos haciendo gestiones ante la Embajada de Estados Unidos (en La Paz) el permiso para que el Helitanker venga acá (San Matías) para combatir, pero es impresionante la movilización”, informó Morales en conferencia de prensa en San Matías.

Para los siguientes días está prevista la llegada de 227 brigadistas forestales de las Fuerzas Armadas de Argentina y el arribo del avión ruso Ilyushin Il-79, que tiene una capacidad de carga de 50.000 litros de agua. Igual se anunció la llegada de un Helitanker, que será alquilado y que tiene una capacidad de carga de 12.000 litros.

Más del TGN El canciller Diego Pary detalló que la mayoría de los recursos económicos que se emplean para sofocar los incendios provienen del Tesoro General de la Nación (TGN). Sin embargo, destacó la cooperación internacional tanto económica como de equipos antiincendios y recursos humanos que envían varios países.

“Hay que resaltar, hay que decirle a la población boliviana, de manera precisa, que la mayor cantidad de recursos, tanto para la etapa de apagado de los incendios, que es la emergencia, como para la etapa pos incendio lo va a poner el Estado boliviano, con recursos de los bolivianos”, destacó Pary a medios del Estado.

El canciller también recalcó que la cooperación internacional “está garantizada” y resaltó que varios países ayudan con el envío de equipos especializados para aplacar los incendios.

“No hay ningún obstáculo para que la cooperación se pueda efectivizar. Desde el primer momento, nosotros como Gobierno, hemos activado todos los mecanismos, hemos activado todos los espacios de diálogo para que la cooperación pueda llegar de inmediato al país”, destacó el canciller.

Pary explicó que existen dos vías para la llegada de la cooperación internacional: una mediante el ofrecimiento de los países y la segunda por una solicitud que hace Bolivia. Por ejemplo, citó que por la vía del ofrecimiento llegaron al país dos helicópteros de Perú y a través de la solicitud, Rusia enviará un avión bombero especializado.