Tras el histórico empate ante Japón (0-0) y la heroica derrota ante Inglaterra (1-0), Argentina llega a la tercera jornada en condiciones de romper otra barrera, alcanzar los octavos del Mundial, este miércoles (15:00 hb) frente a Escocia en el Parque de los Príncipes de París.

Tercera del grupo D con un punto, por detrás de Inglaterra (6), ya clasificada, y Japón (4), Argentina afronta el duelo ante Escocia (dos derrotas) con opciones reales de pisar los octavos.

Una victoria frente a las británicas les serviría para confirmarse como una de las cuatro mejores terceras. Escocia también tiene opciones de pasar de ronda.

"Las dos derrotas nos han servido para construir nuestro equipo, tenemos que seguir luchando y estar preparadas para un duelo grande ante Argentina", señaló la seleccionadora escocesa Shelley Kerr.

33 goles en seis partidos

En sus dos participaciones anteriores en el Mundial (2003 y 2007), Argentina solo cosechó derrotas; 15 goles en contra y uno a favor en la primera, 18 y uno en la segunda. Un balance de 33 tantos recibidos en seis partidos.

Ahora Argentina ha aprendido a defender y lo hace de maravilla. El equipo dirigido por Carlos Borrello es un bloque compacto, solidario y concentrado.

Ante dos de las grandes candidatas al título (Japón es actual subcampeón e Inglaterra fue semifinalista en Canadá-2015), fue capaz de aguantar 150 minutos sin recibir un gol.

Hasta que Jodie Taylor remató una contra inglesa, aprovechando que la Albiceleste intentaba dar un paso hacia adelante.

"Se ven agresivas, se ven rápidas, se ven físicas, va a ser otro choque difícil y no lo tomaremos a la ligera. Seremos un rival difícil. No tenemos nada que perder", señaló esta semana la escocesa Caroline Weir.

Además, de la estructura defensiva, con Agustina Barroso y Aldana Cometti imperiales en la zaga, Argentina ha contado con el fenomenal momento de forma de su arquera Vanina Correa, convertida en una de las atracciones del torneo.

Su historia personal; trabaja como cajera municipal, se retiró para ser madre -los mellizos Romeo y Luna- y regresa de manera triunfal a la Albiceleste, ha dado la vuelta al mundo.

"La portera tiene un gran porcentaje del acierto de un equipo. Ella tiene mucha experiencia", dijo Borrello, el hombre que la rescató para la selección.

'Vanina fue una diosa'

Su compañera Sole Jaimes, la delantera centro del equipo, fue más gráfica: "Vanina fue una diosa".

La atacante del Lyon prácticamente no ha tenido ocasiones. Ahí radica la gran carencia argentina, su dificultad para alcanzar la portería rival.

A priori Escocia, 20ª de la clasificación mundial -Argentina es 37ª-, es un rival más asequible que los anteriores. Viene de perder ante Inglaterra y Japón, en ambas ocasiones por 2-1 y con un penal en contra, pero conserva opciones de finalizar entre las mejores terceras, si gana este miércoles.

"Está muy claro lo que tenemos que hacer, tenemos que obtener tres puntos. A veces es más fácil entrar en un juego así, sabiendo que es un deber ganar", añadió Weir, referencia ofensiva del equipo.

"Ganar significa tener tres puntos y una opción de avanzar en el grupo. Ayuda haber perdido solo por un gol en cada partido, no es lo que queríamos, pero en un torneo así cada gol cuenta", declaró la delantera del Chelsea Erin Cuthbert.

Será el primer enfrentamiento entre Escocia, debutante en un Mundial, y Argentina. El que salga vencedor en el Parque de los Príncipes podrá tener premio mayor.