Escucha esta nota aquí

De acuerdo con las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) presentadas el martes, el PIB mundial 2015 debe crecer 3,1%, mientras que el de 2016 alcanzará 3,6%, una disminución de 0,2 puntos porcentuales frente a lo estimado en julio.

Tras crecer 3,4% en 2014, el mundo se prepara a anotar su peor desempeño desde la recesión mundial de 2009.

El nuevo economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, señaló que "seis años después de que la economía mundial emergiera de la recesión más amplia y profunda desde la postguerra, la vuelta a una expansión profunda y sincronizada sigue siendo incierta".

Según el informe, en comparación con el año pasado, la recuperación de las economías avanzadas repuntaría ligeramente, "en tanto que la actividad en las economías de mercados emergentes y en desarrollo se desacelerará por quinto año consecutivo".

Pese a la recuperación de países industrializados, como Estados Unidos y Reino Unido, donde la política monetaria probablemente se endurezca pronto, la situación es más incierta en la Eurozona y Japón, así como en China y las economías emergentes, otrora impulsoras del crecimiento económico del mundo durante la crisis de 2008 y 2009.

En un entorno marcado por el retroceso de los precios de las materias primas y las presiones que soportan las monedas "se han agudizado los riesgos a la baja para las perspectivas, especialmente en los mercados emergentes y las economías en desarrollo", agregó.
?