Es de los delanteros que aprovecha al máximo sus chances de jugar. El argentino Alexis Blanco, de 31 años, anotó dos tantos en las primeras fechas del Clausura, uno contra The Strongest (1-0) y otro ante Sport Boys (4-1).

Ambos partidos acabaron en triunfos para Blooming, con el atacante adueñándose cada vez más de la ‘9’, una posición en la que el titular en el Apertura era Rafael Barros, el brasileño que se recupera de una lesión en la rodilla. Desde su llegada a la academia, en el Apertura de este año, Blanco jugó poco, pero en esos 651 minutos en cancha (sumado el tiempo que jugó en este Clausura), que se traducen en 7,23 partidos, fue efectivo con 10 anotaciones. Su promedio de gol por encuentro es de 1,38 tantos, un porcentaje que demuestra que es letal, dejando en el olvido las críticas recibidas al inicio de su estadía en campamento celeste.

Blanco el pasado torneo la pasó mal, es más en varios partidos hizo banca y en otros ni siquiera fue convocado. Recién se le abrió el arco en la novena fecha cuando marcó tres goles en el triunfo en el estadio Tahuichi ante Real Potosí (5-3). Luego volvió a ser titular en la fecha 12, anotando un gol en la victoria de visitante ante Sport Boys (1-5).

Después fue tomado en cuenta muy poco y recién tuvo la chance de mostrarse en el triunfo en Cochabamba ante Wilstermann (1-5), por la última fecha del Apertura. En 82’ en cancha se hizo presente en las redes en cuatro ocasiones.

Estas cifras, y pese a tener poca chance, lo dejaron como el cuarto jugador más efectivo de Blooming en el primer torneo del año, con 8 tantos. Por encima de él quedaron Rafinha, con 11; Paúl Arano y Barros, con 9. Las dudas que había a su llegada eran que en un torneo anterior, Víctor Hugo Antelo lo había descartado en una prueba en Guabirá.

Responde con goles

Su efectividad en pocos partidos hizo que Erwin Sánchez lo tome en cuenta de titular para comenzar el Clausura, ante la lesión de Barros, y hasta el momento le está respondiendo. “Feliz en lo personal porque estoy aportando al equipo y devolviendo la confianza que mis compañeros depositaron en mí. Cada fin de semana nos jugamos una final”, sostuvo ayer el delantero. Agregó que su mayor cantidad de goles en un torneo es de 18. “Esa marca la logré en el Nacional B de Argentina. Creo que la puedo superar acá en Bolivia”, concluyó. Se viene la cuarta fecha del Clausura, con un Blooming esperanzado en que Blanco mantenga su nivel y su efectividad. Su próximo rival será Royal Pari, en un partido a jugarse el lunes (20:00) en el Tahuichi.