Escucha esta nota aquí

"Ciertas irregularidades" revela un documento de la Procuraduría Anticorrupción del Perú, sobre el cumplimiento al mandato judicial que ordena la captura del ciudadano peruano Martín Belaunde Lossio, por el Caso’ La Centralita’ de Áncash.

La información indica que la División de Requisitorias le envío a la fiscalía el 27 de noviembre el oficio N° 2008-2014-DIREICAJ-PNP, en el que indica que la orden de detención e impedimento de salida del país contra Belaunde no estaba activa, según revelación realizada por el programa de TV “Panorama”.

Dicha versión concuerda con lo declarado por el exasesor de Ollanta Humala ante la Comisión Nacional del Refugiado (Conare) de Bolivia, en la que señaló que "cruzó tranquilamente el paso fronterizo de Desaguadero" el pasado primero de diciembre.

La nueva procuradora anticorrupción adjunta Silvia Salas Casanova solicitó a la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios del Perú investigar las presuntas irregularidades en el cumplimiento de la orden de prisión preventiva por 18 meses que pesa sobre Belaunde.

Además se pidió al Ministerio Público realizar una serie de diligencias, entre ellas acceder a las posibles fechas de vencimiento de la requisitoria y hacer una constatación in situ de las bases de datos de Requisitorias, Interpol Perú y Policía Judicial, con el fin de “verificar y contrastar” la fecha de ingreso y el último registro de la orden de captura.

Mientras en La Paz, Belaunde alista su apelación ante la Conare, misma que debe ser presentada hasta el próximo cinco de febrero, tomando en cuenta que su primera solicitud de refugio política fue rechazada y el gobierno boliviano analiza su expulsión o extradición.