Una lesión de ligamento cruzado, adelantó el retiro de la actividad futbolística del capitán de Wilstermann, el defensor brasileño Alex da Silva, después de 20 años. Una trayectoria exitosa y donde su logro más alto fue la obtención del título de la Copa América de Venezuela 2007 con la selección brasileña.

“Creo que ya no tengo más meniscos..., mi rodilla no flexiona como debe, entonces terminas perdiendo potencia, velocidad. Mi cuerpo ya no aguanta más, por eso he decidido este retiro”, manifestó el brasileño de 34 años que llegó a vestir las principales camisetas de su país (Sao Paulo y Flamengo), además de tener un paso por el Hamburgo de Alemania y el Rennes de Francia.

“Es una decisión dura para todos los jugadores, más existe un tiempo determinado para todas las cosas y mi tiempo ha llegado”, aseguró Da Silva que logró una clasificación a cuartos de final con Wilstermann en 2017 y el título del torneo Apertura 2018.

Aunque deja un gran vació en la zaga del equipo aviador, el brasileño podría apoyar desde la dirigencia. Da Silva manifestó su intención de asumir de gerente técnico de la profesional, y para ello, buscará asesoría en planteles brasileños y del seleccionador de Brasil, Tite.