Con una marcha y misa, estudiantes, docentes y administrativos de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) recordaron ayer un año de la muerte del estudiante Jonathan Quispe y exigieron anular la sentencia mínima de cinco años dispuesta para el subteniente Cristian Casanova, que confesó haber disparado contra el universitario que participaba en una protesta para exigir más presupuesto para la universidad.

Quispe murió el 24 de mayo de 2018 en la ciudad de El Alto después de recibir el impacto de una canica de vidrio disparada con un arma de fuego. Tras el hecho, el Ministerio de Gobierno entregó a la justicia al subteniente Casanova como autor del disparo.

El rector de la UPEA, Freddy Medrano, dijo que se movilizaron para exigir la anulación del juicio abreviado y que se establezca un juicio ordinario para que se aplique una sanción ejemplar para todos los responsables de la muerte del universitario. ANF

Tags