Escucha esta nota aquí

Un Boeing 767-300 ER de la estatal Boliviana de Aviación (BoA) tuvo que aterrizar de emergencia en Islas Gran Canarias. El avión, con matrícula CP-2881, cubría la ruta Santa Cruz-Madrid y tras un incidente reportado tuvo que desviar su rumbo y aterrizar en otro aeropuerto.

De acuerdo con un comunicado de BoA, la aeronave presentó una rajadura en la primera capa del vidrio izquierdo del comando debido a factores climáticos y cambios bruscos de la temperatura.

A bordo de la aeronave se encontraban 132 pasajeros que fueron embarcados hacia Madrid en vuelos de conexión de Iberia. Así también y a fin de dar continuidad a las operaciones BoA desplazó otra aeronave similar desde Bolivia hacia Madrid”, explicó la gerencia general de la estatal aeronáutica.

El último percance que sufrió una aeronave de BoA se registró el 8 de agosto, cuando el Boeing 737-300 con matrícula CP-2554 que realizaba el tramo Cobija-La Paz presentó una falla técnica durante la fase final de aterrizaje, provocando que el avión salga de la pista a velocidad controlada.

,

Comunicado de BoA por el percance.