Aunque la euforia de varios socios puede ocasionar la aclamación de Ronald Raldes como presidente de Oriente Petrolero, el objetivo de la comisión transitoria es que la asamblea de hoy confirme o no las elecciones para este sábado, como estaban previstas. Esta noche (19:30), se espera que unos 5.000 aportantes albiverdes se reúnan en el coliseo de Don Bosco para definir los destinos del club que está en crisis.

El comité electoral no pudo resolver la habilitación de los candidatos Ronald Raldes y Hormando Vaca Díez (que luego declinó) y eso empantanó más a la institución, que convocó una asamblea extraordinaria, por medio de la comisión transitoria del club, que también se quedó sin su presidente, Yimy Montaño, que también renunció.

La actuación del comité electoral deja un problema que debe resolver la asamblea extraordinaria, según el estatuto de Oriente, ya que, siendo un tema que no está enmarcado, según Sergio Romero, miembro de la comisión transitoria del club, entonces hay que buscar un argumento legal para que no se frene la elección de un nuevo presidente.

Como solución al inconveniente, Romero mencionó el artículo 13, inciso H, del estatuto del club (atribuciones de la asamblea extraordinaria), que dice: “Conocer y resolver cualquier asunto o problema que se presente en el club y que la forma de solucionarlo no esté establecida en el presente estatuto o no esté atribuida a otra instancia, interna o externa”.

La asamblea de socios que se realizó el 28 de mayo ordenó que las elecciones se lleven a cabo el 20 de este mes, es decir el sábado, por lo que la pregunta a los casi 5.000 aportantes que estarán reunidos hoy será: ¿Está de acuerdo que las elecciones se mantengan para el 20 de julio o se modifica la fecha?

Muchos socios de Oriente se pusieron al día y otros hinchas se inscribieron formalmente para ser parte de la asamblea extraordinaria que se hará esta noche en el coliseo Don Bosco. Foto: Jorge Gutiérrez

Si la respuesta es sí, la asamblea también debe decidir si reemplaza o elige a los nuevos miembros del comité electoral, es más, una de las propuestas es que se designen cinco vocales por si alguno de los integrantes de esta comisión decide renunciar a último momento o no se presenta por fuerza mayor.

Otro de los temas que deben resolver los socios es la habilitación de los candidatos Raldes y Vaca Díez, aunque este último declinó su candidatura. Una vez habilitados los postulantes se debe fijar el día y la hora de los comicios para elegir al nuevo titular del club, durante los próximos cuatro años.

¿Se puede por aclamación?

La asamblea de hoy se debate entre la supuesta ilegalidad de los candidatos (por cuestiones del estatuto) y la real necesidad urgente de tener un directorio completo para poder salir de la peor crisis que tiene el club refinero. Los socios también tendrán que tomar una decisión clave esta noche, al respecto.

Los detractores de Raldes se apoyan en que su candidatura es ilegal porque el estatuto impide que un empleado del club que haya terminado su vínculo contractual no puede ser candidato hasta cuatro años después. Sin embargo, la defensa legal de la fórmula del excapitán presentó un certificado del Ministerio de Trabajo que establece que la relación con Oriente no fue obrero-patronal, sino más bien de préstamos de servicios, por lo que no tendría problemas para ser habilitado.

Hay una corriente de socios que busca nombrar a Raldes como titular del club por aclamación, algo que no está contemplado en los estatutos, aunque la asamblea es magna y puede decidir lo que quiera, según Sergio Romero, aunque su persona considera que “lo más sano es que se realicen las elecciones”. Para Alcides Cuéllar, otro miembro de la comisión transitoria, lo correcto sería que se conforme otro comité de transición con Raldes a la cabeza, por un año, y luego que haya elecciones.

Una crisis que dividió hasta la comisión transitoria de club

La crisis en Oriente es tan profunda que ni siquiera la comisión transitoria, que fue elegida para llevar adelante el club durante casi dos meses, pudo unificar criterios, es más, ahora está dividida. Sergio Romero y Carlos Durán son miembros de la fórmula de Raldes, Hormando Vaca Díez era ‘rival’ porque también se había presentado como candidato para presidente, y Yimy Montaño y Alcides Cuéllar, que no van por nadie. Lo cierto es que hoy podrían estar solo dos personas dirigiendo la asamblea extraordinaria.

Romero y Durán, que lógicamente respaldan la elección de Raldes, coincidieron que los encargados de dirigir la asamblea de esta noche serán los integrantes de la comisión transitoria, pero al parecer estarán solo dos, ya que el resto no aseguró su presencia.

Montaño dijo ayer que no sabía si asistiría al igual que Cuéllar, que sostuvo que tenía un compromiso y no era seguro que esté en la asamblea, es más, este último señaló que no es la comisión de transición la que debe dirigir la asamblea, pues al renunciar Yimy ellos ya no tienen razón de ser y corresponde que el comité de fiscalización tome la posta.

Por su parte, Vaca Díez dejó entrever que no asistiría, pues está pensando renunciar a la comisión transitoria, en la que también fue elegido en la asamblea del 28 de mayo.