La Juventus de Turín anunció este domingo que el italiano Maurizio Sarri será su entrenador para las próximas tres temporadas. El técnico de 60 años, dirigió la pasada campaña al Chelsea inglés, ganador de la Europa League y tercero en la Premier League.

En Turín sustituirá a Massimiliano Allegri, quien dejó el club luego de cinco títulos consecutivos en la Serie A.

Al italiano le quedaban todavía dos años de contrato con los 'Blues', quienes dijeron en un comunicado que Sarri había expresado, desde la final de la Europa League el pasado 29 de mayo su predisposición a volver a su país natal.

 

El mejor entrenador de la temporada 2015-2016 en Italia llegó a Inglaterra la temporada pasada.

Fue en Nápoles, a quien llevó a dos subcampeonatos por detrás de la 'Juve' (2016, 2018), donde Sarri se hizo un nombre en Europa.

La Juventus ha ganado los últimos ocho campeonatos de Italia, asegurando el último en abril y acabando con 11 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor napolitano.

Pero la 'Vecchia Signora', que fichó al astro portugués Cristiano Ronaldo, no termina de trasladar estos éxitos a Europa, donde ha sido eliminada dos veces seguidas en cuartos de final, ante el Ajax de Ámsterdam este curso y contra el Real Madrid el anterior.

El 'Sarriball', su juego típico de posesión y pases, difícil de asimilar en un único año, sólo se percibió a ráfagas en Stamford Bridge, donde sectores de la hinchada no terminaban de quedar seducidos por la filosofía del italiano.

Sarri había afirmado hace unos diez días en una entrevista con Vanity Fair que echaba de menos Italia.

"Para nosotros, los italianos, la llamada de la casa es fuerte. La echamos de menos. Ha sido un año difícil", explicó.

  • TE PUEDE INTERESAR

 

El argumento fue retomado este domingo en el comunicado publicado por el Chelsea, en el que Marina Granovskaia, directiva del club, habló de la petición del técnico de "volver a su país natral" sobre todo "por el bienestar de sus padres, de edad avanzada".

Ola de rumores

Por parte de la 'Juve', la espera ha sido larga, ya que el anuncio de la marcha de Massimiliano Allegri se produjo el pasado 17 de mayo.

Allegri puso fin a una etapa de cinco temporadas con grandísimos éxitos en Italia (cinco 'Scudetti' y cuatro Copas), pero frustraciones en Europa, con dos finales perdidas en la Liga de Campeones.

Desde que se anunció la marcha de Allegri se sucedieron los rumores.

El nombre de Sarri apareció pronto en la lista de candidatos, pero también los de Simone Inzaghi (Lazio) y del argentino Mauricio Pochettino (Tottenham).

También llenó espacio en la prensa la ola de especulaciones sobre una eventual llegada a Turín de Josep Guardiola (Manchester City), aunque ese rumor terminó teniendo poca base.

Una de las preguntas que se plantean ahora es cómo recibirán los 'tifosi' de la Juventus a Sarri, un técnico que durante sus años en el Nápoles cargó regularmente contra las presuntas ventajas (calendario, arbitraje...) que se otorgaban a la 'Vecchia Signora' en detrimento de otros clubes.

En Nápoles la llegada de Sarri a Turín también puede generar polémica.

Hace apenas dos semanas, el atacante del Nápoles Lorenzo Insigne se resistía a creerlo y hablaba incluso de una posible "traición" si se concretaba.