Escucha esta nota aquí

Violentas manifestaciones estallaron el miércoles por la noche en St. Louis, en el centro de Estados Unidos, luego que un joven negro de 18 años murió en un enfrentamiento con policías blancos.

St. Louis, en Misuri, queda muy cerca de Ferguson, donde la semana pasada volvió la violencia en el marco del primer aniversario de la muerte de un joven negro a manos de un policía blanco.

Según la policía, el hombre abatido el miércoles en St. Louis había apuntado con su revólver a los policías. Poco después estallaron las protestas en la calle donde ocurrió la muerte y la policía apeló a gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

"Un grupo de manifestantes se reunió y comenzó a realizar actos violentos dirigidos no solo a las fuerzas del orden sino contra el barrio", dijo el jefe de Policía de St. Louis Sam Dotson en un comunicado.

"La calma volvió luego de nueve arrestos", añadió.

La Policía difundió un video de los enfrentamientos el jueves por la mañana, mostrando cómo los manifestantes lanzaban piedras y botellas de agua hacia los policías, que se protegían con escudos antimotines.

Reportes de robos tras la manifestación 

Según los oficiales, en la madrugada del jueves la Policía recibió reportes de robos y de que un auto había sido prendido fuego en la zona.

El joven apuntó con un arma a la Policía 

Dos agentes de la Policía municipal acudieron con una orden de registro a un hogar de uno de los barrios más conflictivos de la ciudad cuando, antes de que pudiesen entrar en la casa, dos jóvenes negros huyeron por la puerta trasera, informó el jefe de Policía de San Luis, Sam Dotson.

Los agentes ordenaron a los hombres que se detuviesen, ante lo que uno de ellos apuntó con un arma a los policías, que le dispararon cuatro veces y le causaron la muerte.

Identifican a la víctima 

El diario local St. Louis Post-Dispatch identificó al fallecido como Mansur Ball-Bey, de 18 años.

"Los agentes buscaban armas, iban por criminales violentos, por gente que ha cometido crímenes en el vecindario", indicó Dotson.

St. Louis es la mayor ciudad de una conurbación en la que también se encuentra Ferguson, la ciudad famosa en todo el mundo por la muerte del afroamericano Michael Brown en agosto del año pasado a manos de un agente de policía blanco.

A diferencia del fallecido de hoy, Brown iba desarmado, y su muerte desencadenó fuertes disturbios en la ciudad y en varias otras urbes de EEUU, y sirvió de germen del movimiento "Black Lives Matter" (Las vidas negras importan), que se ha erigido en uno de los protagonistas de la vida política en el país.

La semana pasada se celebró en Ferguson el primer aniversario de la muerte de Brown, en el que volvieron a repetirse los enfrentamientos violentos con la Policía y se declaró el estado de emergencia. 
?