Pese a las bajas temperaturas registradas durante la primera semana de las vacaciones de invierno, alrededor de 2.000 niños asisten diariamente a disfrutar de las actividades del programa Vacaciones Útiles, que se desarrolla en la red de bibliotecas municipales, en el museo del Altillo Beni, en el Museo de Arte Contemporáneo y en nueve parques urbanos cerrados.

En esta última semana del descanso pedagógico, además de las actividades programadas, se están presentando espectáculos teatrales con diversos mensajes referentes a problemas sociales que afectan a los niños dentro y fuera de los planteles educativos, mediante el programa Mi Ciudad Segura.

Tags