Una resolución ejecutiva firmada por el alcalde interino de la ciudad de La Paz, Omar Rocha, puso fin al conflicto que protagonizaron durante esta semana los trabajadores municipales por la continuidad de los puestos de trabajo. Se restablecieron los servicios en los ocho edificios que fueron tomados.

"Hemos sostenido una reunión y conocido la resolución que nos garantizar la inamovilidad laboral, por lo que se respetarán nuestros contratos firmados para la gestión 2015 y con eso levantamos nuestras medidas de presión", señaló Mauricio Maldonado, representante del sector. 

La determinación asumida por Rocha establece que se respetarán los contratos firmados en diciembre pasado y que rigen para la presente gestión. "Se prohíbe el despido de trabajadores municipales, permanentes, eventuales durante el periodo de transición electoral", resalta el documento.

Maldonado explicó que los trabajadores volverán inmediatamente a sus labores para dar continuidad a la gestión, después de haber protagonizado una vigilia anoche y hoy se declararan en emergencia. Negaron que el conflicto fuera político.