El asambleísta por el Chaco tarijeño, Claudio Justiniano resolvió alienarse políticamente al Movimiento al Socialismo tras haber sido expulsado de Unidad Nacional. El partido que facilitó su llegada a la Asamblea Legislativa Plurinacional, decidió retirarlo de sus listas por haber votado a favor de la reelección de Evo Morales.

"Hemos decidido en Unidad Nacional expulsar con ignominia a este parlamentario, por una acción de transfugio flagrante que incurrió en la sesión de la Asamblea Legislativa, que siendo diputado de la alianza de UD y UN y habiendo definido la línea política, nosotros decidimos por el no y este señor se lanza por el sí", declaró en septiembre Jaime Navarro, secretario ejecutivo de ese partido político.

El diputado suplente de Unidad Demócrata, votó por la Ley de Reforma Parcial de la Constitución Política del Estado impulsada por el Movimiento al Socialismo y no es ajeno a este partido ni a la administración del gobierno de Evo Morales.

El 2006, Justiniano ya había sido viceministro de Hidrocarburos, en la gestión de Santos Ramírez, quien cumple detención en la cárcel de San Pedro por corrupción en la estatal petrolera. Se alejó del gobierno después de que lo habrían involucrado en hechos de corrupción.

"Estoy satisfecho de apoyar la repostulación del presidente Evo Morales (…). Yo soy consecuente con el proceso de cambio", declaró el asambleísta, quien a menos de un año de ser electo por un partido opositor, en el mes de septiembre decidió votar junto al MAS a favor de la Ley de Reforma Constitucional.

Justiniano justificó que las organizaciones del Chaco impulsaron su candidatura y lo hicieron con el partido de Samuel Doria Medina, aunque precisó que su aporte a la campaña fue solo de 400 poleras.

Indicó, además que la única condición es que el gobierno enfrente una efectiva lucha contra la corrupción, ya que en el sur de Tarija y en particular en la Planta Separadora de Líquidos existieron hechos irregulares.