El fiscal, Orlando Aramayo, confirmó que la ciudadana brasileña Eva C. A., presuntamente abusada por policías en la carceleta de Rurrenabaque (Beni), también fue víctima de trata y tráfico con el fin de explotación sexual.

Sostuvo que se determinó abrir un nuevo proceso de investigación, debido a que, en la entrevista psicología, pericia y la prueba anticipada cámara Gesell, se estableció que existen indicios de que obligada a llegar al país.

De cuatro personas supuestamente involucradas tres se encuentran detenidas, se busca a un cuarto. Explicó que en el trascurso de la etapa se dará a conocer los requerimientos conclusivos del caso, según reporte de radio Fides.

En marzo de esta gestión, efectivos policiales fueron acusados de violar a la extranjera, que guardaba detención preventiva en la carceleta de esa población beniana. Autoridades intervinieron para esclarecer los hechos.

Conoce más sobre el tema: