El grupo de rescate SAR-FAB cumplió ayer 26 años desde su creación y los celebró entregando presentes a las instituciones amigas y realizando, durante toda la mañana, demostraciones de las habilidades que les permiten salvar vidas.

Pero este aniversario tenía un condimento especial, ya que se conmemoraban las Bodas de Plata de la primera promoción de rescatistas voluntarios, que se graduaron en 1994. Jaime Oliva, uno de los miembros de este grupo, contó que su promoción se llamó Águilas de Rescate, nombre que ahora se usa para la condecoración que entregan en estas fechas a personalidades e instituciones amigas del SAR-FAB.