Desesperación, gritos, oraciones y aplausos, fueron algunas de las reacciones que se desataron cuando el árbitro del partido Always Ready – Oriente Petrolero, Víctor Hugo Hurtado, se desplomó en pleno partido y posteriormente falleció. La tragedia sucedió en el estadio Municipal de El Alto cuando se cumplía el encuentro por la vigesimoquinta fecha del torneo Apertura.

El presentador del programa oficial del conjunto millonario, Vladimir Callisaya, inició su transmisión en vivo desde su cuenta de Facebook cuando Hurtado ya estaba tendido en el gramado. En ese momento, los uniformados pedían a las personas que estaban a su alrededor que le den espacio, ya que necesitaban que el colegiado tenga aire suficiente para recuperarse. El lateral izquierdo verdolaga, Julio César Pérez, se agachó a sus pies y empezó a orar.

Después de unos minutos llegó el oxígeno para Hurtado y una camilla. “Tengan lista esa ambulancia (…) ¡Ambulancia!”, se escuchaba de fondo. Además, se ve al vicepresidente del club paceño, Andrés Costa, de ida a reclamar por qué no estaba listo el vehículo para trasladar a Hurtado.

Paramédicos y el delantero Carmelo Algarañaz ayudaron a empujar el aparato hacia una de las salidas del predio deportivo. Desesperados y en medio de los reclamos por los ‘curiosos’ subieron a Hurtado a la ambulancia de SUMA. “El chofer de la ambulancia”, gritaban, pero el trabajador estaba ayudando a subir a Hurtado.

En medio del nerviosismo, no cerraron bien la puerta del vehículo y el presidente de Always, Fernando Costa, alerta para que se detengan y pueda retirarse del lugar. “Ahora andá”, le dice.