El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este viernes que Bolivia ha dado "buenas señales" para entrar al Mercosur y deseó, en ese sentido, que el partido del presidente Evo Morales "no participe" en el Foro de Sao Paulo, que integra a partidos y grupos de izquierda latinoamericanos.

"Bolivia quiere entrar en el Mercosur. Lógicamente podrá entrar y conversaremos sobre ello, pero lo hará en una situación diferente a la de Venezuela en el pasado, que era por ideología", dijo Bolsonaro en un encuentro con los corresponsales extranjeros celebrado en el Palacio presidencial de Planalto en Brasilia.

Bolivia actualmente se encuentra en trámite de adhesión al Mercosur (integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), tras manifestar su intención de pertenecer al bloque en 2015, cuya aceptación se encuentra a consideración de algunos parlamentos de los países miembros.

Según el mandatario de Brasil, "Bolivia está dando señales de que quiere alejarse del Foro de Sao Paulo", cuya próxima edición se celebra a finales de julio.

"Espero que el partido de Evo Morales no esté presente" en ese foro, agregó.

Asimismo, apreció que "la gran señal" de que el Gobierno andino quiere "cambiar" es la detención y extradición a Italia de Cesare Battisti, un exmilitante de extrema izquierda italiano que fue condenado a cadena perpetua en su país por cuatro asesinatos y que estuvo refugiado más de una década en Brasil.

"Era un terrorista, un ídolo del PT (Partido de los Trabajadores, liderado por el expresidente Lula da Silva) y del PSOL (Partido Socialismo y Libertad) y, de inmediato, el Gobierno boliviano lo extraditó a Italia", festejó Bolsonaro, quien recordó que Bolivia "depende mucho" de Brasil, especialmente en el comercio de gas.