"Estamos tomando todas las medidas de seguridad necesaria, la población debe quedarse tranquila", dijo la ministra de Salud, Gabriela Montaño, la noche de este domingo, en conferencia de prensa para referirse al cuadro viral por el que son atendidos dos médicos en la ciudad de La Paz.

Montaño afirmó que esta es una situación controlada y que apenas se hizo conocer sobre estos casos se tomaron los recaudos necesarios e incluso se reforzó la seguridad en el hospital Obrero y la Caja Nacional para que todo el personal pueda tener el material de bioseguridad a disposición y evitar posible contagio.

"Estas personas (médicos enfermos) se encuentran siendo atendidos con todas las medidas que están en nuestras manos para salvar sus vidas. Están con un diagnóstico no determinado; una de las hipótesis es que es una enfermedad viral que debe ser corroborada laboratorialmente", explicó.

Montaño también se refiririó a que se ha hecho un seguimiento de todos los contactos que pudieron tener estos pacientes. "Lo recomendable en estos casos es que aquellos contactos, que así lo requieran, se sometan a exámenes", dijo la ministra.

Se espera que en un lapso de 48 horas se tendrán los primeros resultados de las pruebas médicas que se han hecho en laboratorio y que en un plazo de 14 días se pueda tener una información oficial.

La autoridad instó a la población y a los medios de comunicación a evitar la especulación en este tema para evitar malos entendidos como el que ocurrió en las últimas horas en el que se dijo, de manera errónea, que uno de los médicos enfermos había fallecido.

Más sobre el tema: