Después de bastante tiempo, el Consejo Superior de la División Profesional de Bolivia aprobó la modificación de la normativa que rige los torneos internos. Se determinó que desde el Clausura 2019 podrán actuar hasta seis extranjeros en cancha en cada equipo. Antes, solo podían alinearse a cuatro durante los 90 minutos.

Una fuente del comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) informó a DIEZ que el cambio fue puesto a consideración y recibió el visto bueno de los representantes de los 14 clubes profesionales del país. Lo ven como una oportunidad para mejorar el espectáculo.

Antes, el Reglamento del Estatuto de la FBF establecía que en el terreno de juego tenían que alinear a siete futbolistas bolivianos quedando cuatro cupos para los foráneos; sin embargo, ahora cada onceno podrá tener más jugadores nacidos fuera del territorio nacional. 

Así lo especificaba la norma: “Art. 125. Número mínimo de jugadores de origen. En un partido de fútbol profesional o aficionado deberán actuar necesariamente como mínimo siete (7) jugadores bolivianos de origen. En todo caso en el terreno de juego no podrán actuar más de cuatro (4) extranjeros o naturalizados al mismo tiempo.   

La exigencia de contar con siete (07) bolivianos de origen no se aplicará en los casos de expulsión, lesiones o en el ingreso de equipos incompletos. 

El club que infrinja esta disposición perderá los tres puntos en disputa que beneficiarán al contendiente si hubiera ganado el partido. En caso de empate, perderá el punto ganado y se le restará los otros dos puntos de los ganados o por ganar y el impugnador será declarado ganador y se le adjudicará los tres puntos en disputa; si hubiere perdido el partido, se le restarán tres puntos de los ganados o por ganar que no beneficiarán a nadie”.

Naturalizados

Los futbolistas naturalizados podrán actuar como bolivianos de origen en la cancha, desde su tercer año de residencia. Mientras que para defender a la selección se necesita haber vivido cinco años consecutivos en el país.