Opinión

OPINIÓN

El PASO que Argentina da para la foto de octubre

El Deber Hace 8/11/2019 10:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Hoy Argentina da un paso, en el sentido más sutil y figurativo del término. Después de casi cuatro años del Gobierno de Mauricio Macri y en el prefacio de las elecciones presidenciales del 27 de octubre, el país vecino saca una fotografía bastante cercana a sus preferencias electorales y deseos.

Este termómetro se llama elecciones primarias PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias). No es competencia, es adhesión, pero tiene una mirada presente con proyección 2020.

Con la participación de 33,8 millones de argentinos, el particular escrutinio llega en un momento económico crítico, por eso para muchos es un domingo bisagra para el futuro del país conducido hoy por Mauricio Macri y Gabriela Michetti.

Los votantes solo emitirán su sufragio para manifestar su adhesión, porque no competirán contra ningún rival interno. Pero que mide, mide.

Las alianzas y partidos inscritos son: el frente oficialista Juntos por el Cambio, que postula el binomio Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto; Frente de Todos, que encabezan Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner; la alianza Consenso Federal, de Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey; el Frente de Izquierda y de Trabajadores, con Nicolás del Caño y Romina Del Plá; el Frente Despertar, de José Luis Espert y Luis Rosales; el Frente Patriota, de Alejandro Biondini y Enrique Venturino; Nuevo Movimiento al Socialismo, con Manuela Castañeira y Eduardo Mulhall; Frente Nos, de Juan José Gómez Centurión y Cynthia Hotton; Partido Autonomista Nacional, con José Antonio Romero Feris y Guillermo Sueldo; y el Movimiento de Acción Vecinal cordobés, que lleva a Raúl Albarracín y Sergio Pastore.

Las últimas encuestas sostienen que la pelea será entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Pero también se votarán diputados nacionales y senadores nacionales, aunque estos últimos solo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y las provincias de Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro, Salta, Santiago del Estero y Tierra del Fuego.

Adicionalmente, en CABA se elegirá jefe de Gobierno y los diputados locales, mientras que en las provincias de Buenos Aires y Catamarca se escogerá gobernador, legisladores provinciales, alcaldes y concejales.

Hoy Argentina llega a un escalón donde se opta por dos modelos de país muy diferentes. Las dos fórmulas suman y dividen, es decir, son los más apoyados y los más resistidos, por ello las encuestas que danzan de un lado y otro no serán tan certeras como parecen.

Macri-Pichetto versus Fernández–Fernández polarizan las campañas mirando más al otro que a sí mismo. La mayoría de los votos atravesados por “la grieta” que separa opiniones, sentimientos, amigos y familiares.

En un resumen de encuestas la dupla Fernández-Fernández lidera la preferencia por 6 y 8 puntos a la oficialista de Macri-Pichetto.

Pero no es menor considerar las acusaciones y denuncias formales de la dupla peronista (FernándezFernández) respecto al software cuestionado que se entregó tres días antes a los partidos cuando el tiempo estipulado superaba los 60 días. La sospecha de fraude sobrevuela fuertemente en los resultados de esta noche, que seguramente influirá en un importante segmento de indecisos en caso de que hubiese segunda vuelta, que es lo que se está analizando antes de las primarias.

Otra de las particularidades de estas elecciones, es que un segmento muy importante llevará su voz a las urnas. Los jóvenes argentinos de 16 y 17 años, que suman casi un millón, podrán ejercer de nuevo su derecho a voto en las primarias, una opción que Unicef y el Gobierno del país sudamericano buscan incentivar mediante una campaña con fines formativos. Este segmento es una generación más comprometida por temas medioambientales y de género, entre otros.

En la noche del domingo se podrá tener una foto un poco más clara, aunque no es la definitiva, porque aún falta ver pasar mucha agua bajo el puente hasta octubre