Escucha esta nota aquí

¿Campaña? Evo Morales se dará su vueltita de popularidad en Argentina. El Gobierno asegura que no es campaña, pero al presidente lo esperan con todo, incluso con anuncios de proclamación. En febrero, Morales sugirió al TSE modificar la fecha de elecciones en Bolivia, para que no coincida con los comicios de Argentina y de Uruguay. En el país vecino hay más de 121.000 bolivianos habilitados para sufragar, de hecho es la comunidad extranjera más grande en ese país por lo que sí ‘pesa’ en el mapa electoral. Tanto así que el propio Órgano Electoral ha priorizado para el empadronamiento permanente a los residentes bolivianos en Argentina, España, Brasil y Chile. Los connacionales en otras naciones, como EEUU, podrán anotarse para votar al mismo tiempo que se abran las inscripciones en Bolivia. Campaña o no, Morales sabe que no puede perder la oportunidad de estar ante una de las principales plazas electorales en el exterior.

Una realidad innegable. Hay muchas maneras de intentar acallar las voces de los periodistas. El informe de Reporteros Sin Fronteras pinta un panorama preocupante, no solo en Bolivia, sino también en otros países como Venezuela, Brasil y Nicaragua, donde -según el estudio- se ha registrado una mayor degradación de la libertad de prensa. La presión, las amenazas, los juicios, la autocensura y la asfixia económica a los medios son solo algunas formas que persisten por parte de quienes intentan proteger sus intereses ante la labor que ejercen los periodistas. Con esas armas innobles los que más pierden son la sociedad y la democracia.

Silenciosamente la influenza ya segó la vida de siete personas en Santa Cruz y puede seguir cobrándose más víctimas. Es momento de darle importancia a la campaña de vacunación. Cuidémonos para cuidar a otros.