Escucha esta nota aquí

A veces nos apetece comer un determinado alimento en un momento específico, nos damos el gusto y listo. Pero si hay algún "antojito" que se repite constantemente, ten cuidado porque podría estar relacionado a alguna enfermedad o deficiencia nutricional.

Los antojos no son determinantes para diagnosticar un problema, deberás visitar a un médico si tienes alguna sospecha pero te sugerimos que observes qué es lo que deseas comer con más frecuencia.

Estos son algunos alimentos relacionados con la salud. ¿Coinciden con tus antojos?

1. Chocolate

En los días de la menstruación, durante el embarazo o cuando se tiene un mal día entran más ganas de chocolate, ya que éste contiene sustancias químicas especiales que mejoran el humor. 

También puede producirse este antojo cuando sigues una dieta muy restrictiva. A veces en nuestro intento de alejarnos de aquellos alimentos agradables y apetecibles, el cuerpo reacciona y te los pide.

,

Chocolate
,

2. Caramelos

Si te antojas dulces constantemente, puede ser un signo de la prediabetes. Se trata de un riesgo real si tus antojos dulces vienen acompañados de muchas ganas de hacer pis.

Otra alerta puede ser que tengas un exceso de carbohidratos procesados. Muchas veces los antojos de dulces están relacionados con lo que tomaste en la última comida. Pan blanco, arroz blanco y pasta contienen carbohidratos simples que disparan el azúcar en sangre provocando una subida de energía que  luego cae de golpe y te deja en busca del siguiente bocado de azúcar.
,

Caramelos
,

3. Helados

Si usualmente te antojas helados, podrías tener acidez o reflujo ácido, ya que los lácteos cremosos tienden a aliviar estos problemas y quizás inconscientemente es lo que buscas. También puede deberse a que estés tomando demasiados analgésicos que causan pequeñas inflamaciones en el estómago
,

Helado
,

4. Papas fritas

Tienes falta de sueño. No dormir bien te deja con poca energía y los alimentos son los que te la proveen así que es fácil confundir agotamiento con hambre.

Por eso es probable que en la noche te antojes papas fritas o algún alimento rico en calorías y frito. te apetezca un desayuno insano y una cena a base de papas fritas. Sin embargo, la sensación es solo temporal y se compensa si comes alimentos sanos y sin freír.

,
Papas fritas
,

5. Carnes 

Te hace falta proteínas. Especialmente si la mayor parte de lo que comes es vegetariano o haces mucho ejercicio. 

También puede tratarse de un déficit de hierro o de vitamina B. Si tienes menstruaciones abundantes, quizá puedas estar baja de hierro. Presta atención y asegurante de consumir todos los nutrientes esenciales.,

Carne
,

6. Quesos

Puede que no estés recibiendo suficiente calcio o vitamina D. El queso y otros lácteos te aportan estos nutrientes y es común que las personas ingieran una cantidad insuficiente.

El sol también es una fuente de vitamina D, ya que tu propio cuerpo la produce cuando le llegan los rayos solares. Pero si trabajas en el interior o vives en un clima frío, quizá tengas un déficit de esta vitamina y te antojes una buena porción de queso. 
,

quesos