La continuidad de Eduardo Villegas al mando de la selección nacional se define hoy. La reunión del comité ejecutivo, integrada por seis miembros, más el presidente de la FBF, César Salinas, comenzará a las 10:00, en La Paz. El técnico se juntó ayer con el directivo, despejó dudas del informe y conoció directo del titular las observaciones al proceso que se encaró para jugar en Brasil. La idea de los directivos es tomar una decisión en conjunto y no llegar a una votación sobre el DT.

La continuidad de Villegas se puso en tela de juicio tras la mala campaña en la Copa, acarreando consigo que los amistosos ante Colombia y Costa Rica que estaban fijados para la fecha FIFA de septiembre se ‘cayeran’. La evaluación que recibió la FBF no fue buena, sin embargo, el informe del técnico despejó algunas dudas que hoy serán tratadas porque hay directivos que sí están de acuerdo con que continúe. Uno de los que lo respalda es Robert Blanco, ‘vice’ del ejecutivo.

"Villegas sigue siendo el técnico hasta que no se tome otra decisión", dijo ayer Salinas. Los otros miembros del comité son Marco Rodríguez, el mismo Blanco, Antonio Decormis, Lily Rocabado, Rolando Aramayo y Jaime Cornejo. Si se llega a votación y en caso de haber empate, Salinas es el único que lo puede hacer. A comienzo de año, Villegas tuvo el respaldo del resto del directorio, además de los hinchas, por ser el DT más campeón del país y porque venía de ganar con San José.

Por información a la que tuvo acceso DIEZ, el presidente le hizo varias observaciones y le dijo que estaba muy preocupado por cómo está catalogado hoy el fútbol boliviano tras la Copa América. Le habría manifestado que los resultados urgen en la FBF porque esperar un 'proceso' o resultados a largo plazo le pueden pasar factura a su gestión. Villegas salió de la reunión fortalecido pese a todo porque siente que puede revertir la actual situación aprovechando los partidos amistosos.

A Salinas le preocupa lo que él y su entorno consideran como ‘plan desestabilizador’ que se aprovechan de los malos resultados de la selección para utilizarlos en su contra. De todas formas, cree, según las mismas fuentes, que si el ejecutivo opta por cambiar de entrenador, estarían a tiempo de reencaminar el proyecto porque el primer partido de las eliminatorias es recién el 20 de marzo de 2020. A comienzo de año quienes respaldaron a pleno a Villegas fueron los miembros del ejecutivo, pese a que Salinas había dicho que el venezolano César Farías iba a continuar.

El seleccionador se ha referido con optimismo a su situación, dejando en claro que se siente capacitado para seguir en el cargo y sacar a la Verde del pozo en el que se encuentra. De momento, es la reunión de hoy la que determinará si continúa o no.

En busca de rivales luego de que se ‘cayeran’ Colombia y Costa Rica

Está confirmado que los amistosos ante Colombia y Costa Rica, que estaban marcados para la fecha FIFA de septiembre, se ‘cayeron’. La explicación que dio el representante de la empresa Mediapro a la FBF es que tras la mala participación de la Verde en la Copa América de Brasil, estos rivales se habrían apartado porque no es lo que buscan.

Bolivia perdió ante Brasil (3-0), Perú (3-1) y Venezuela (3-1) quedando eliminada en la primera fase y marcando solo dos goles, el de Martins de tiro penal a Perú y el de Leonel Justiniano a los venezolanos. Esta situación incomodó en la FBF, por lo que pretenden reencaminarse antes de las eliminatorias marcadas para el próximo año.

En la gestión de Salinas, desde que asumió en abril de 2018, Bolivia ha jugado 12 partidos amistosos, siete de ellos ante rivales que jugaron el último Mundial de Rusia 2018. Previo a encarar la Copa América, Bolivia se midió ante Francia, la última campeona del mundo, en partido que se disputó en la ciudad de Nantes.

Pero la preocupación no solo pasa por los partidos de septiembre, sino también por los partidos de octubre, porque de momento no existen rivales confirmados para la FBF. En principio, y de acuerdo con el plan, la mira estaba puesta en jugar la mayor cantidad de partidos antes de las eliminatorias.

Las gestiones con Mediapro, la empresa dueña de los derechos de las eliminatorias, son constantes y de momento no hay rivales, un aspecto que tiene preocupados a los directivos de la FBF.