Vacacionar en Europa y explorar varios países en poco tiempo es posible gracias a las cortas distancias. En el viejo mundo te abren sus puertas París, Roma o Madrid, una sus características calles, iglesias y castillos, que son un baño de arte e historia. Tras explorar cada lugar, prepara a tu paladar para tocar el cielo con un continente de sabores. Cada gastronomía de dejará inolvidables sensaciones. Y si eres amante del vino, hay decenas de opciones de rutas vinícolas. Sal de la rutina y supera el estrés, recárgate con hermosos paisajes. Imagínate compartir en familia una original pizza en el barrio romano de Trastévere, zona relajada y pintoresca. Imagínate tomar sol en la Costa Azul del Mediterráneo.

No suena nada mal. Si lo tuyo es la hiperactividad, hay mucho que ver de día y de noche. Camina por París iluminada, date una cena en Roma, respira una tarde de tiendas en Madrid. Programa tu vacación en Europa, prepara maletas y cruza el Atlántico hacia esos días de merecido descanso con un viaje de ensueño. Con Travelplan International, opta por tours de entre siete y 17 días, tiempo suficiente para conocer los “highlights” de Europa, con guía en español. Están incluídos almuerzos y cenas, y algunos recorridos. Consulta con tu agente de viajes en Tropical Tours. ¡Anímate a conocer Europa!

 

España

Para que no tengas que decidir entre conocer los paisajes catalanes o los castellanos, este circuito por Europa incluye tanto Barcelona como Madrid, dos de las ciudades más hermosas de España. La impresionante arquitectura de la Basílica de la Sagrada Familia y el Parque Güell harán que te enamores de la capital de Cataluña.

Si eres amante de las compras, tu oportunidad de encontrar lo que buscas está en la capital española, y la Gran Vía de Madrid será tu parada favorita en España. Organiza tus días y tus paseos de manera conveniente, y separa la cantidad de dinero que te parezca razonable para volverte loco con los atractivos precios de las famosas rebajas de temporada

Italia

En este país visitarás Turín, donde se encuentra resguardada la Sábana Santa, así como la hermosa Venecia, con sus románticos canales, y por supuesto, Florencia, la cuna del Renacimiento. También podrás hacer divertidas poses en la Torre de Pisa y pasar días inolvidables en Roma.

En la capital italiana no te puedes perder la oportunidad de ir al Vaticano, y por unos cuantos euros, apreciar los frescos de la Capilla Sixtina u obtener una magnífica vista panorámica de la ciudad desde la cúpula de la Basílica de San Pedro. En cuanto a la comida, el barrio de Trastévere es famoso por sus riquísimas pizzas y pastas a precios bastante accesibles, y con sabor inigualable.

Francia

París, la “ciudad Luz” y capital mundial del romance, es el punto de partida. Quedarás fascinado con la elegancia del Palacio de Versalles, la vasta historia detrás de las paredes del Museo de Louvre y, por supuesto, con la sensación de pararte frente a la Torre Eiffel.

Pero si de verdad quieres vivir el típico ambiente parisino, aprovecha una tarde libre para escaparte a Montmartre, probar los crepes, ver artistas haciendo lindas pinturas al óleo y sentarte en las escalinatas con la Basílica del Sagrado Corazón como fondo. Otra parada en Francia es Niza, en la Costa Azul. Aunque es breve, el tiempo alcanza para que vivas la experiencia de estar en una ciudad situada a la orilla del Mar Mediterráneo.