Un café para remontar, así se vivió la ocurrencia de la tenista estadounidense Venus Williams que pidió la bebida a mitad del partido contra la croata Donna Vekic, tras perder el primer set por 2-6, en el Masters 1000 de Cincinnati 2019.

Su entrenador le trajo el café y Venus acabó remontando en los siguientes dos sets (6-3 y 6-3) para llevarse el partido. La mayor de la Williams impuso su calidad.

En la semifinal que se cumplió, el viernes 16 de agosto, perdió ante su compatriota Madison Keys, que se convirtió en la ganadora del Masters 1000 de Cincinnati 2019 tras imponerse 7-5 y 7-6 (5) en la gran final a la rusa Svetlana Kuznetsova.