Escucha esta nota aquí

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, en una conferencia de prensa ofrecida este lunes ha informado de que la presidenta chilena, Michelle Bachelet, visitará al papa Francisco el 5 de junio. La visita de la mandataria chilena al Vaticano se producirá un mes antes de que el santo padre llegue a Bolivia.

“La visita de la presidenta al Vaticano no tiene nada que ver con la que se realizaría con Cristina Fernández, este encuentro es algo totalmente distinto. El encuentro será una gran oportunidad para profundizar los lazos entre los chilenos y la santa Iglesia católica”, afirmó Muñoz, sin dar más detalles sobre el motivo del encuentro de Bachelet con el papa Francisco.

El viaje de Bachelet al Vaticano estaba programado para diciembre de 2014, la visita tenía previsto realizarla con la presidenta argentina, Cristina Fernández, para conmemorar el 30 aniversario del tratado de Paz y Amistad. Sin embargo, el encuentro fue cancelado por la fractura de tobillo que sufrió la presidenta de Argentina.

Chile alista sus alegatos
?

Por otra parte, el canciller chileno anunció que este martes está viajando a Francia, donde se reunirá con los abogados nacionales e internacionales que llevan adelante la defensa chilena ante la demanda marítima instaurada por Bolivia en 2013. Adelantó que afinarán los argumentos respecto a lo que serán los alegatos por demanda ante La Haya.

“Me estoy reuniendo con los abogados para ir afinando los argumentos; hay que preparar los alegatos con mucho detalle”, acotó en canciller chileno.

Visita de Mesa a Chile

En cuanto al anuncio de una visita a Chile del vocero de la demanda marítima, Carlos Mesa, el canciller chileno fue enfático al señalar que la presidenta Bachelet, ni otra autoridad de ese país lo recibirá.

"Si Carlos Mesa viene a Chile tiene toda la libertad de hacerlo; yo no lo recibiré, ninguna autoridad va a recibir al señor Mesa cuando venga a Chile en marzo. Tenemos claro cuál es el carácter de la visita, que nadie se llame a engaño”, sentenció.

,

,



Bolivia demandó en 2013 a Chile ante la Corte
Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para obligar a Santiago a negociar una salida soberana al océano Pacífico.

Por su parte, Chile impugnó la competencia de la Corte en este caso tras argumentar que nadie puede obligar a un país a ceder soberanía y rechazó la petición boliviana.