Escucha esta nota aquí

La aviación rusa centró hoy sus bombardeos en las columnas con camiones cisterna que suministran petróleo al Estado Islámico (EI) entre Siria e Irak, en un intento de romper las líneas de suministro de los grupos yihadistas.

"Hoy se tomó la decisión de que los aviones rusos se lancen a la caza de los camiones cisterna que transportan productos petrolíferos a las zonas controladas por el EI", informó el jefe del Estado Mayor del Ejército ruso, Andréi Kartapólov.

El general estimó en casi medio millar el número de camiones destruidos por la aviación rusa en los últimos días, según informan medios locales.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, denunció en la reciente cumbre del G20 en Antalya (Turquía) la pasividad de la comunidad internacional ante el tráfico ilegal de petróleo por parte del Estado Islámico.


Putin ordenó también el martes un ataque masivo contra el EI, al tiempo que acordó coordinar las acciones militares con Francia, cuyo presidente, Francois Hollande, visitará la próxima semana Moscú.

El comando Saint Denis estaba preparado para atentar París

El comando yihadista desarticulado hoy en Saint Denis estaba listo para cometer un atentado, a la vista del armamento encontrado en su apartamento, indicó hoy el fiscal de París, François Molins.

El cerebro de los atentados no está entre los detenidos

Además el fiscal agregó que el presunto cerebro de los atentados del viernes, el belga Abdelhamid Abaaoud, no forma parte de los arrestados hoy en el apartamento de Saint Denis. 

La autoridad tampoco pudo confirmar si es uno de los al menos dos terroristas fallecidos en la operación.

Los investigadores creen que Abdelhamid Abaaoud, un belga de 28 años, que se hace llamar "Abu Omar Susi" (en alusión a la región marroquí de donde es originaria su familia) o "Abu Omar al Baljiki" (el belga), se ha convertido en un miembro muy activo del EI en Siria.

Apareció en las primeras planas de los diarios belgas a principios de 2014, luego de haber llevado a Siria a su hermano Younes, de 13 años. En febrero, alardeaba de haber entrado y salido de Europa para preparar atentados en Bélgica, frustrados por la policía.