El lateral Daniel Alves, capitán de la selección brasileña, dijo que Brasil necesitará de un gran esfuerzo para conquistar el título de la Copa América, que se definirá este domingo (16:00 hb) en la final contra Perú en el Maracaná, y pidió respeto para los adversarios.

"Vamos a colocar todo de nuestra parte para lograr nuestro objetivo, conscientes de que tenemos que hacer un esfuerzo tremendo para conquistar el título", aseguró el jugador del París Saint Germain (PSG) francés en una rueda de prensa en el estadio Maracaná de Río de Janeiro en vísperas de la final de la Copa América.

Alves descartó el supuesto favoritismo de Brasil y negó que ya se sienta celebrando el título como capitán de la Canarinha. "Aún no me lo imagino. No es nuestra preocupación. Quiero quedar marcado no por levantar el título y sí por conquistarlo. Ese es nuestro principal objetivo, pero conscientes de que tenemos que tener respeto por el rival y mucho cuidado en el partido", aseguró el lateral que puede festejar su título número 40 el domingo.

El lateral admitió que el partido es muy especial para los jugadores de la selección no sólo por tratarse de una final, algo a lo que la Canarinha no llega desde la Copa Confederaciones de 2013, sino por jugarse en casa y específicamente en el Maracaná, el mayor templo del fútbol brasileño.

"Todo es muy especial. Lo que vamos a vivir mañana es muy especial. Para muchos será un debut (en la final y en el Maracaná) y por más que hayamos logrado tantas victorias en el fútbol tenemos la sensación de que es como si fuera la primera vez", afirmó.

Alves aprovechó para manifestar su apoyo al seleccionador brasileño, Tite, en medio de las versiones según las cuales el técnico puede renunciar o perder el cargo tras la final de la Copa América e independiente del resultado.

"Estamos muy tranquilos porque el capitán de nuestro barco cuidó de todos los detalles para que pudiéramos hacer un gran papel. Somos privilegiados por tenerlo como director de orquesta a un equipo que afina de todos los instrumentos para que nadie desafine. Eso nos da una tranquilidad para intentar dar el 100 % en la final", afirmó.

Alves afirmó que todas las jugadas de Brasil son producto del colectivo y no de jugadas individuales como las que le hicieron destacar en los últimos partidos de la Canarinha. "Tenemos un colectivo muy calificado y comprometido con la causa y eso nos da mucha confianza", dijo.

Sobre la longevidad de su carrera, Alves, de 36 años, afirmó que trabajó mucho para construir una carrera sólida y para asumir una responsabilidad grande como la de servir de ejemplo para otros. "Creo que he logrado eso y ese es mi mayor trofeo", afirmó.

Al ser interrogado sobre la posibilidad de salir del PSG, Alves afirmó que su única preocupación en este momento es disputar la final de una competición muy importante y por la que los brasileños han trabajado mucho. "En este momento sólo puedo decir que soy empleado de la selección y que voy a intentar defenderla como se requiere. En este momento es lo que tengo", afirmó.