Los capitanes de los seis equipos profesionales de Santa Cruz apoyan la decisión de los dirigentes cruceños que decidieron no jugar la segunda fecha del torneo Clausura hasta que La Federación Boliviana de Fútbol apruebe los nuevos cambios del reglamento en un congreso.

Antes de entrenarse, este sábado por la mañana, los capitanes de Oriente Enrique Áñez, Romel Quiñónez y José Alfredo Castillo le manifestaron a la dirigencia del club que ya tomaron contactos con sus pares de Blooming, Guabirá, Destroyers, Sport Boys y Royal Pari para tomar una posición al respecto.

TE PUEDE INTERESAR:

Me acaban de informar todos los capitanes del plantel que apoyan la decisión de la dirigencia de los seis clubes”, afirmó Carlos Durán, miembro de la comisión transitoria de Oriente.

En ese sentido, se espera que en las próximas horas los líderes de los equipos cruceños se pronuncien en conjunto, aunque ya tienen un discurso definido para ofrecer a los medios con la misma idea, no jugar hasta que haya una solución.

Los clubes de Santa Cruz pidieron la postergación de la segunda fecha porque primero quieren un congreso (debe ser este lunes) para aprobar los nuevos cambios en el reglamento y el estatuto, luego de que la FBF decidió implementar la habilitación de jugadores que en el anterior torneo militaron en otros clubes.

Esta situación ocasionó tres impugnaciones en la primera fecha, algo que generó un conflicto, ya que la FBF respaldó su decisión con una carta de aprobación por parte de la FIFA, que avala que un futbolista puede jugar en dos clubes en una temporada.