Escucha esta nota aquí

Durante un encuentro con grupos de escolares, la canciller alemana, Ángela Merkel reaccionó con frialdad ante una niña palestina que relató la situación que vive tras 4 años de residir en el país sin papeles.

La dirigente le respondió que no era posible que se quedara en Alemania, ante lo cual estudiante rompió en llanto. En ese momento, Merkel se acercó para acariciarla y el acto ha desatado un intenso debate en el país a través de las redes sociales.

Con la etiqueta "merkelstreichelt" (Merkel acaricia), cientos de usuarios de Twitter han manifestado duras críticas a la canciller alemana por su falta de empatía.

Reem, la escolar palestina, relató su llegada al país desde un campo de refugiados en Líbano y destacó la acogida que tuvo por parte del resto de estudiantes en la escuela. Narró también la situación que atraviesa su familia: están a la espera de que acepten su asilo y su padre no tiene la facilidad de acceder a un trabajo regular.

La canciller alemana manifestó que su país no puede recibir a todas las personas procedentes de esos campos y que algunas tendrán que regresar. Ante esa posibilidad, Reem comenzó a llorar y Merkel, en su intento por consolarla, se acercó y empezó a acariciarla.

"Eres una persona increíblemente agradable. Pero sabes que en los campos de refugiados palestinos en el Líbano hay aún miles y miles de personas. Y si ahora dijéramos «Pueden venir todos, pueden venir todos de África» es algo que tampoco podemos lograr", le dijo la dirigente.

A continuación, el vídeo del momento tenso que vivieron la canciller alemana y la estudiante palestina:
,