Escucha esta nota aquí

Una escultura hecha de hielo con forma de maquina expendedora de sodas fue instalada esta mañana al promediar las 11:30 am. en plena Manzana Uno," algo novedoso en forma de intervención urbana diríamos",  dijo Marcelo Añez, responsable de la empresa que organiza esta instalación.

La escultura, de dos metros aproximadamente de alto, llegó transportada en un camión frigorífico de grandes dimensiones y con una temperatura de menos cuatro grados centígrados en su interior para mantener la escultura en optimas condiciones hasta el momento de la presentación. Tuvo una vida efímera, de poco más de cinco horas, pero al derretirse dejó ir sodas gratis a los paseantes,

El proceso de fabricación de la escultura en hielo tomó diez días de trabajo aproximadamente, dijo el artista chileno Ricardo Deker, quien junto a Juan Bustillos, consagrado artista escultor boliviano, fueron los responsables de la creación de dicha helada escultura.

"Es muy divertido, es una forma cambiante, nunca es igual y es muy particular pues mientras el hielo se derrite va liberando las bebidas gaseosas que están en su interior y la gente que va pasando puede tomarlas completamente gratis", concluyó Deker.