Escucha esta nota aquí

La segunda versión de la Feria del Forraje que se realizó ayer en la hacienda El Naranjal demostró que la producción de este tipo de alimentos para el sector pecuario dio saltos cuantitativos y cualitativos en Santa Cruz de la mano de la tecnología, a lo que se añade la experiencia en servicios.

“El forraje, que no es solo para época en que se reduce la alimentación natural para la ganadería, se lo está promoviendo porque tiene la virtud de mejorar la producción animal en cuanto a carne y leche, gracias a las propiedades nutritivas del alimento procesado”, indicó Juan Carlos Roca, gerente propietario de la empresa Solfor (Soluciones Forrajeras).

Destacó que la calidad del forraje influye de manera contundente en la producción animal, y que en la medida en que la calidad disminuye, también lo hace la digestibilidad y el nivel de consumo por parte del ganado. Por consiguiente, baja la producción de carne y leche.

La Feria del Forraje reunió a más de 1.000 personas entre expositores y visitantes, donde decenas de empresas de importación de maquinaria agrícola presentaron, en exposición de campo, lo último en tecnología para la cosecha de sorgo, maíz y pasto, que son la base para la fabricación del forraje.

En general los precios de las máquinas picadoras y cosechadoras de sorgo, maíz y pasto están entre $us 30.000 y 40.000.

Es la solución
El experto argentino en producción de forrajes, Pablo Cattani resaltó que la preparación de este alimento es la solución para abaratar los costos, con la selección de terreno y de las semillas y luego el procesamiento de rigor.

Luego de la producción del forraje donde la tecnología juega un rol preponderante se pasa al ensilaje, que consiste en almacenar el alimento para suministrarlo cuando hay escasez