Escucha esta nota aquí

Es la tercera denuncia en menos de una semana. Ayer, el diputado José Carlos Gutiérrez (UD) desveló que Ingrid Aurora Arizaga Flores, cuñada del titular de la Cámara de Diputados, Víctor Ezequiel Borda Belzu, fue posesionada el 5 de enero como vocal del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí por el magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Edwin Aguayo Arando, a quien supuestamente Borda promovió como candidato en las elecciones judiciales. Bajo esta figura, Gutiérrez arma el esquema de un ‘clan’, que integra el hermano del legislador, Marco Antonio Borda Belzu, presidente del Colegio de Abogados de Potosí, cargo que ocupa posterior a Aguayo, que se aleja para asumir como magistrado en enero de 2018.

Para el presidente de la Cámara Baja, las denuncias mediáticas tienen por objetivo desprestigiarlo y tienen un trasfondo discriminatorio, debido a que es ‘un hombre de occidente’ el que está al frente de los diputados. “Lo emplazo (al diputado Gutiérrez) a que presente los datos al Ministerio Público para que se investigue”, expresó Borda, quien eludió refererirse a la relación con su cuñada, o si estuvo haciendo campaña a favor de Aguayo como magistrado en las elecciones de diciembre de 2017, como sugiere una foto, porque quiere evitar ‘mayores consideraciones’.

A inicio de semana, Borda fue blanco de otras acusaciones; la primera por un audio en que supuestamente se lo escucha hablar con otros diputados para interceder a favor de Aguayo, uno de nombre ‘Jacinto’, y el otro Esteban López Fernández (MAS), que reconoció que hubo una conversación pero negó que consistía en realizar algún tipo de injerencia. La segunda es por una foto que lo muestra junto a Aguayo en plan de campaña para la elección de magistrados, y una segunda foto en una fiesta en la que aparece junto a Aguayo y al gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas. Borda, que negó la veracidad del audio, reconoció como auténtica la imagen de la fiesta, que fue el 13 de octubre durante el aniversario del Colegio de Abogados de Potosí, al que indicó que pertenecen.

Vínculos políticos

Víctor Borda (48) es abogado. Fue representante de Potosí por el MAS en la Asamblea Constituyente (2006-2007), abogado del expresidente de YPFB, Santos Ramírez, en el proceso de corrupción que le siguió el Gobierno en 2009. En 2012 fue candidato a fiscal general y en 2014 logra un curul como parlamentario.

Edwin Aguayo fue secretario de la Brigada Parlamentaria de Potosí, en la época en la que presidió Víctor Borda. Por su parte, Aguayo y Marco Antonio Borda, antes de coincidir en la presidencia del colegio de Abogados, trabajaron juntos en un bufet, en el que se indicó que también trabajó el actual gobernador de Potosí, Cejas; sin embargo, al consultarle al parlamentario sobre este último dato él lo negó. Desde Potosí reportan que este bufet existió en la dirección Bustillos No. 1.139, incluso indican que hasta hace unos meses se mantuvo un cartel que daba por nombre a la oficina con los apellidos de las autoridades, pero que fue retirado.

Por su parte, Ingrid Arizaga llega al distrito judicial de Potosí luego de haber sido asistente de la magistrada Elisa Sánchez en el TSJ. También fue funcionaria auxiliar en el Tribunal Constitucional, y accede al cargo de juez del juzgado civil y comercial en 2017. En abril de 2018 contrae nupcias con Marco Borda, hermano menor del parlamentario.

También en abril el rector de la UMSA, Waldo Albarracín, denunció que la directiva del Colegio de Abogados de Potosí presidida por Aguayo y luego por Marco Borda, reconoció títulos falsos de esta universidad, pese a que una gestión anterior la había rechazado. Los acusó de “encubrir a falsificadores”. Al respecto, Marco Borda anunció un proceso de difamación contra el rector. El caso se resuelve en mayo y concluye en un juicio abreviado por falsificación que dispone el resarcimiento de Bs 50.000. Los acusados fueron defendidos por Borda, según reportes de prensa.

En defensa de Borda

La diputada del MAS Susana Rivero salió en defensa del presidente de la Cámara Baja, Víctor Borda, tras la acusación de tráfico de influencias por parte de Gutiérrez. “¿Qué tiene que ver si su cuñada trabaja en otro órgano que no es el suyo? ¿Cuál es la irregularidad?¿Cuál el delito? ¿Cuál el impedimento jurídico en un proceso, además, en el que el diputado no tiene nada que hacer? A los vocales los escogen otras instancias”, manifestó Rivero.

Para la diputada Rivero, el presunto vínculo entre Borda y el magistrado Aguayo es una “especulación política” y parte de una campaña de mentira. Apuntó que Arizaga no es su pariente consanguínea. Ni tiene afinidad.

El diputado Gutiérrez pidió la renuncia de Borda a la presidencia de Diputados y reiteró el pedido al MAS que lo sancione. Dijo que la vía penal es digitada por oficialistas, pero que pese a eso seguirá acumulando pruebas.