Escucha esta nota aquí

Mediante una circular, los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo fueron obligados a acudir a la planta del Servicio Nacional Textil (Senatex), ubicada en la zona de Villa Fátima, bajo control de asistencia. La empresa negó que se hubiera forzado a los servidores a comprar algún producto y atribuyó el hecho a una mala interpretación.

La circular a la que accedió ANF dice: “se solicita a todo el personal de esta Cartera de Estado y sus entidades desconcentradas, descentralizadas y empresas públicas participar en el señalado evento (se controlará asistencia)”.

La directora de Senatex, Martha Ameller, reconoció que se emitió la circular, aunque dijo que los funcionarios no están obligados a comprar productos.”Lo que se hizo es pedir el apoyo de los servidores públicos para que vengan a ver, en ningún momento la compra de prendas es una obligación. Tal vez ha sido una mala interpretación”, dijo.

Sin embargo, una fuente del ministerio, que prefirió mantener su nombre en reserva, dijo que el lunes tenían que presentar la factura de adquisición, de esta manera se certificará que asistieron a la tienda. Sobre ello, Ameller insistió que no estaban obligados y que se malinterpretó.

La circular fue emitida en el Ministerio de Desarrollo Productivo y está firmada por el director general de Asuntos Administrativos, Efraín Flores y el jefe de la unidad de Recursos Humanos, Rogelio Murillo, y está dirigida a todas las unidades, direcciones y empresas bajo la tuición del ministerio.

Consultada sobre por qué se obliga a los funcionarios a ir a las ferias, la directora argumentó que se pretendía que más gente acuda a dicha planta.