Se complica más el panorama de Destroyers en el torneo Clausura. Este sábado, el cuadro cruceño cayó por 6-0 ante Always Ready en El Alto, ratificando el mal momento que atraviesa a consecuencia de su baja producción.

Aguantó solo un tiempo, pues en el segundo caminó en la cancha y eso dio pie para que el dueño de casa le meta media docena de goles. Es la quinta derrota que suma en el torneo y no sorprendería que sea el último partido que Evandro Guimaraes dirija.

En la primera parte, el equipo cruceño se paró firme hasta donde pudo. Prefirió esperar a su rival, para contragolpear cuando fue necesario.

Esta determinación originó un permanente asedio ofensivo de parte de Always Ready, que de no ser las oportunas tapadas de Elder Arauz o el sacrificado trabajo de la zaga pudo abrir el marcador en cualquier momento. Fue claro, que el medio campo cuchuqui no tuvo un buen rendimiento en el control de la zona y por consecuencia José María Méndez y Matías Aguirre optaron más por ayudar a sus compañeros para evitar la salida limpia del dueño de casa, que de aproximarse al gol.

La presión del cuadro paceño tuvo frutos cuando se jugaban tres minutos de descuentos. A los 48’, un tiro de esquina provocó que Sergio Adrián le gane en el salto a Lorgio Álvarez y de cabeza anote el primero (1-0), resultado con el que terminó el primer tiempo.

En el complemento, el autogol de Erwin Melgar, cuando apenas se jugaban dos minutos, fue el inicio de una caída que terminó siendo catastrófica.

Galindo manejó a placer el medio sector de la cancha, que dio pie para que Ovejero (55’ y 65’ de penal) y Árabe (56’ y 81’) marquen de a dos goles cada uno, dejando en claro que la sumisión aurinegra era de esperarse ya que se vio en el campo de juego a una visita devastada físicamente y futbolísticamente.