Los soyeros, que exigen un mejor precio para el grano, recibieron el apoyo de mototaxistas y comerciantes en San Julián, de ese modo el bloqueo de la ruta que conecta a Santa Cruz con Beni se fortalece; sin embargo, no ocurrió lo mismo en Montero. En este municipio norteño la Policía logró despejar la ruta en el puente La Amistad y se reactivó el flujo vehicular.

“Al igual que los comerciantes, apoyamos a los productores porque el precio que les ofrecen las industrias por la tonelada de soya afecta la economía de todo el pueblo. Además, muchos mototaxistas también son productores soyeros”, explicó Benito Vela Vargas, dirigente de los transportistas, a EL DEBER Radio.

Existen dos puntos de bloqueo en este municipio, uno de ellos es en ‘La Sirenita’. Vela también dijo que la medida de protesta en San Julián es indefinida.

En Montero

El puente La Amistad que este jueves, por segundo día consecutivo, amaneció bloqueado por los productores que reclaman un mejor precio para la soya, fue despejado a las 14:30 por la Policía. El operativo terminó en enfrentamientos, que dejaron como resultado más de 30 personas detenidas.

"Hemos intentado conversar con las personas que estaban bloqueando; sin embargo, ante la negativa de despejar la vía, tuvimos que utilizar la fuerza para que los viajeros y transportistas puedan llegar a sus destinos”, explicó Rockely Romero, comandante de la Policía en Montero, en contacto con el diario EL NORTE.

La Policía conversó desde las 12:30 con los bloqueadores, incluso les propuso la posibilidad de levantar la medida de manera temporal para no perjudicar a los viajeros, pero ante la negativa, los agentes usaron gas lacrimógeno y despejaron la vía, informaron reporteros del diario montereño, miembro del Grupo EL DEBER.

Antes de retirarse del puente La Amistad, ubicado en el límite entre Portachuelo y Montero, los manifestantes se enfrentaron a los policías con piedras y palos. La refriega dejó un saldo de 32 personas aprehendidas, la mayoría son varones productores de soya.

Cuatro Cañadas

Cerca al mediodía de este jueves los productores de Cuatro Cañadas ingresaron a un cuarto intermedio, que permitió el paso de vehículos en esta zona.

"No existe señal, ni predisposición por parte de la industria para arreglar este problema", le dijo Isaías Galán, presidente de Anapo filial Cuatro Cañadas, a EL DEBER Radio.

Los productores de soya reclaman un precio entre 280 y 300 dólares por tonelada de soya; sin embargo, las industrias han llegado a ofrecer hasta 235 dólares. El Gobierno descartó regular los precios de este producto y mantiene firme su posición como mediador.

También te puede interesar: