Escucha esta nota aquí

Dos empleados de un supermercado de la cadena Coto, en Buenos Aires (Argentina) le provocaron la muerte a un anciano que había sustraído sin pagar algunos productos para comer. 

Los agentes de seguridad del supermercado Coto, ubicado en el barrio de San Telmo, interceptaron al señor Vicente Ferrer, de 70 años, cuando iba a una cuadra del establecimiento y le propinaron una golpiza que le provocó la muerte. El hombre había robado queso, chocolate y una botella de aceite.

Tras la golpiza, dos ambulancias llegaron para intentar reanimar al anciano, pero ya éste ya había perdido la vida.

Según reportan diversos medios locales, el caso causó mucha conmoción en la capital argentina. Vecinos anunciaron movilizaciones en repudio por el asesinato del anciano. 

"Convocamos a todos los vecinos y vecinas a exigir justicia por el crimen de Vicente y denunciar el abuso de autoridad", se lee en la convocatoria a la protesta, que tendrá lugar en la entrada del supermercado Coto. 

Los dos custodios fueron arrestados, acusados por el delito de homicidio.